Análisis: Moto G5 Plus, cuando el sensor de huellas se vuelve tu mano derecha

En febrero de este año, durante el Mobile World Congress 2017, Motorola aprovechó la oportunidad para presentar en sociedad el Moto G5 y Moto G5 Plus, dos dispositivos gama media que se caracterizan por tener un sensor de huellas capaz de soportar gestos, además de permitirnos desbloquear el dispositivo.

En HoyEnTec tuvimos la oportunidad de probar el Moto G5 Plus durante más de dos meses, y hoy les contaremos todos los detalles del dispositivo, su autonomía, desempeño, así como contarles sus principales ventajas y desventajas.

Diseño

IMG_1170

Este año Motorola decidió cambiar los materiales de la parte trasera del Moto G5 Plus para ofrecer una cobertura de metal que le da una mayor resistencia y que además, no se raya con facilidad. Sin embargo, el marco del equipo sigue siendo de plástico, pero en las manos se siente firme y no se resbala con facilidad.

De igual manera, hay que destacar que el material del G5 Plus no deja marcadas las huellas del uso diario, así que resulta ser una buena opción para aquellos usuarios que no soportan ver marcas reflejadas en el dispositivo durante el día y que, por el contrario, quisieran que el dispositivo siempre estuviera impecable.

En la parte trasera del teléfono nos encontramos con una cámara de 12 megapixeles que se acoge al diseño a la que tiene el Moto Z, y sobresale del cuerpo del dispositivo.

Por su parte, al frente nos encontramos con una pantalla FullHD de 5,2 pulgadas, una cámara frontal de 5MP y el sensor de huellas. Lo más interesante a destacar de dicho sensor es que ya no es un simple cuadrado, sino que tiene un tamaño más grande y está integrado al cuerpo del dispositivo, pues soporta gestos además de permitirnos desbloquear el dispositivo.

En la parte inferior, nos encontramos con el puerto jack de 3.5 milímetros y el puerto microUSB, mientras que en la parte superior tenemos solamente la doble ranura para tarjeta SIM, la cual se suma a la ranura para tarjetas microSD de hasta 128GB. En los laterales están ubicados los botones de volumen y encendido, que están bien construidos y el botón de inicio continúa teniendo textura para que podamos diferenciarlo fácilmente de sus compañeros.

Pantalla

IMG_1176

El Moto G5 Plus viene equipado con una pantalla de 5,2 pulgadas, con buenos ángulos de visión, que está cubierta con un cristal Corning Gorilla Glass de tercera generación, algo útil para aquellos usuarios que tienen accidentes, pues esta característica hace que el teléfono sea resistente a caídas y rayones. Lo puse a prueba, aunque de forma accidental, y realmente funciona pues aunque el teléfono se cayó, no quedaron secuelas.

Cámara

IMG_1173

Es importante volver a recordar en este punto que estamos frente a un móvil gama media, por lo que no podemos ser tan exigentes con sus especificaciones, y esto incluye la cámara. Debo decir que la cámara del Moto G5 Plus está bien si pensamos que no es un equipo de un costo elevado, pues cuenta con un sensor Sony IMX260 de 12 megapíxeles que cumple con su tarea, especialmente en luz día (como podrán ver a continuación), pues en la noche el resultado puede ser algo pixelado y las fotografías también suelen salir algo oscuras.

IMG_20170618_121018586_HDR

Eso si, hay un ligero problema del que tenemos hablar y es que, aunque la cámara tiene enfoque rápido, notamos un leve retraso al abrir la aplicación que en la práctica resulta ser un poco molesto.

Autonomía y desempeño

IMG_1168

En términos generales, el rendimiento del equipo es bastante bueno, y desde luego tenemos que destacar lo más importante de todo: su duración de batería. En los últimos meses no he podido volver a cargar el teléfono en las noches, así que tengo que recargarlo durante el día, y el Moto G5 Plus me ha ayudado a que esta costumbre no sea un problema, pues puedo cargarlo en las mañanas y la pila me dura hasta las primeras horas del otro día.

Su batería de 3000 mAh ofrece casi un día de duración para un uso no tan exigente del teléfono, pues de lo contrario, tiene una duración de unas 6 horas de tiempo en pantalla, que igual representa un tiempo importante si estamos fuera de casa o La Oficina y no tenemos cómo cargar el dispositivo. A lo anterior lo complementa su sistema de carga rápida TurboPower, que nos permite cargar hasta el 40% en 15 minutos, si tenemos la batería en 0%.

Por otra parte, al hablar de la velocidad y el desempeño de las apps, debo decir que es aceptable. Recordemos que el Moto G5 Plus tiene un procesador Qualcomm Snapdragon 625 de 8 núcleos a 2.0 GHz y una memoria RAM de 2GB, cualidades que aunque ofrecen un buen rendimiento para las tareas del día a día, en ocasiones no fueron suficientes para mi caso, pues en varias oportunidades el teléfono se frenó o aplicaciones como Waze no funcionaban de forma fluida.

Lector de huellas

IMG_1194

El sensor del Moto G5 Plus es uno de los mejores que he probado en un smartphone, no solo por la rapidez, diseño y efectividad con la que funciona, sino también por las posibilidades que ofrece más allá de bloquear el dispositivo. Como les hemos comentado antes, el sensor de huellas ahora nos permite realizar gestos para navegar por el sistema operativo.

Motorola quiso reemplazar los botones clásicos de navegación, por lo que solo basta deslizar a la izquierda para navegar hacia atrás, dar un toque para ir al “inicio”, o deslizar a las derecha para dirigirnos a la multitarea del dispositivo. Aunque en un principio puede resultar algo extraño manejar de esa forma el equipo, uno tarda poco en acostumbrarse y nota que realmente es una excelente herramienta para simplificar las tareas del teléfono.

Etiquetado con: