Anonymous hackea 10,000 sitios de la Dark Web

Anonymous

Uno de los ataques más grandes a la dark web tuvo lugar este fin de semana. Según se ha dado a conocer, un grupo de hacker sde la agrupación cibernética Anonymous se infiltró en los servidores de Freedom Hosting II, y logró dejar sin conexión a unas 10,000 páginas web, es decir, al menos un 20% de la Dark Web.

Anonymous ha dicho que la acción fue perpetrada como una medida de protesta contra los sitios que publican pornografía infantil a nivel mundial. El objetivo principal de la misión era “limpiar” estos portales, lo cual resultó ser una tarea muy sencilla dada la poca seguridad con la que se encontraron. La agrupación de hackers ha afirmado que sus miembros se encontraron con una gran cantidad de contenidos y materiales pornográficos, por lo cual modificaron el plan original de eliminarlo y decidieron tumbar los servidores y llamar así la atención de Freedom Hosting II.

Todos estos detalles han sido revelados por la misma organización a través de mensajes publicados en la red social Twitter. Según lo afirmado, durante el rastreo, se descubrieron unas 74GB de archivos y unos 2,3GB de base de datos, todos relacionados con las redes de pornografía infantil más grandes del mundo. El material hackeado podría incluir pero no estar limitado a e-mails, nombres de usuarios y contraseñas de más de 380.000 usuarios. Sin duda alguna, una cifra muy elevada que ha supuesto un duro golpe para los usuarios que comparten información y archivos bajo la Dark Web. 

Sarah Jamie Lewis, una investigadora de crímenes ciberneticos, ha comentado también que mucha de la información contenida en la base de datos extraída del Freedom Hosting II era muy vulnerable, debido a que hasta hoy solía guardarse en formatos de texto simple. Esto facilitó la operación de Anonymous, que pudo ingresar a los datos y tomarlos. Esto a su vez, podría guiar a la asociación de hackers a interceptar tanto responsables como usuarios de los principales foros y sitios que se alojaban en el servidor. Muchos de ellos como reveló Anonymous, relacionados con pornografía infantil.