10 consejos para proteger tu información del ransomware

10 consejos para proteger tu información del ransomware

El ransomware se está convirtiendo en un problema realmente grave. Cada día sigue expandiéndose rápido como la pólvora y muchos usuarios son víctimas de él. Al tratarse de ataques silenciosos, el usuario no descubre la infección hasta que es demasiado tarde y aunque puede recurrir a la policía, muchos acaban pagando las cifras exageradas que los atacantes piden.

La conocida firma de seguridad Kaspersky Lab es consciente de su peligro y no duda en aconsejar a los usuarios. Protegerse de cualquier amenaza puede ser “sencillo” si se cuenta con cualquier programa antivirus o antimalware, pero no es suficiente. ¿Cuáles son los 10 consejos de Kaspersky Lab para protegerse del ransomware?

  1. Haz copias de seguridad de tus archivos importantes con frecuencia. Además de realizarlas en soporte físico, también es recomendable hacerlas en servicios de la nube. Google Drive o Dropbox son buenas opciones para este segundo método.
  2. Comprueba periódicamente que la copia de seguridad funcione y esté actualizada. En muchas ocasiones se deja pasar bastante tiempo entre cada copia de seguridad, y cuando se produce un ataque no es posible restaurar todos los archivos. Aunque suene manido, el refrán “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” es muy apropiado a este caso.
  3. No abras correos electrónicos de remitentes desconocidos o sospechosos. Este es un medio muy común para enviar todo tipo de malware o virus. Configura los filtros anti-spam y ten mucho cuidado al abrir los archivos adjuntos de los correos electrónicos.
  4. Tampoco te descuides a la hora de abrir correos electrónicos o enlaces que te envíen tus contactos. Aunque lo hagan con toda su buena intención, pueden no saber que su dispositivo está infectado. De ser así el tuyo también se infectará, así que realiza un análisis rápido del mensaje o enlace con tu antivirus.
  5. Activa la opción de “Mostrar las extensiones de archivos” en Windows. De ese modo te será más fácil conocer cuáles son las habituales y sospechar de aquellas que parezcan extrañas. No siempre es así, pero normalmente cualquier archivo que tenga dos extensiones juntas como “archivo.doc.zip” o “archivo.avi.exe” contendrá virus o malware.
  6. Actualiza el sistema operativo, programas y cualquier aplicación que tengas. Los hackers “no descansan” y cada día crean ataques nuevos. El mejor modo de permanecer protegido es que el hardware y software de todos tus equipos esté actualizado.
  7. Instala en tus ordenadores y demás dispositivos programas antivirus y antimalware. Existen muchos en el mercado tanto gratuitos como de pago que pueden adaptarse a tus necesidades. Panda, el propio Kaspersky, Avast! o AVG son algunas de las opciones a las que puedes recurrir.
  8. Controla los procesos activos del sistema y desconecta Internet si descubres alguno extraño. Aunque las infecciones pueden tomar el control de los dispositivos con rapidez, si se trata de casos remotos es posible frenarlos desconectando Internet. Sin embargo los últimos ransomware pueden ser capaces de activarse aún sin Internet, así que ten cuidado.
  9. Si a pesar de tener precaución llega a infectarse cualquiera de tus dispositivos, no pagues el rescate. Pagar solo hace que este mal continúe extendiéndose y dificulta a las autoridades seguir el rastro a los hackers. Si tienes una copia de seguridad podrás restaurar tu sistema sin problema, y en el caso de que no la tengas, podrá servirte como aprendizaje para el futuro.
  10. Intenta averiguar qué ransomware ha infectado tu dispositivo. Ahora están más preparados y son más potentes, pero las versiones anteriores eran más débiles. Si tienes suerte y tu caso es uno de los últimos, será más fácil eliminarlo y recuperar tu dispositivo.