10 cosas que no Deberías hacer en Twitter

hacer en Twitter

 

hacer en TwitterSeguramente eres un habitual usuario de Twitter. Siendo así este artículo te ayudará a recordad qué cosas no son convenientes que realices en esta red social. En el caso en que aún no tengas tu usuario, esta lista te servirá para entender un poco más el “mundo del pajarito”.

10 cosas que no deberías hacer en Twitter

Seguramente eres un habitual usuario de Twitter. Siendo así este artículo te ayudará a recordad qué cosas no son convenientes que realices en esta red social. En el caso en que aún no tengas tu usuario, esta lista te servirá para entender un poco más el “mundo del pajarito”.

Para que el uso de Twitter no te provoque disgustos es necesario que trates de evitar cualquiera de estos puntos:

1) Creer todo lo que lees

Son muchos los usuarios que a modo de chiste o por querer hacer algo original, tuitean cosas que no son verdaderas y que por su contenido se comparten una y otra vez. ¿Recuerdas cuando @barksdale666 (Andrés Calamaro) dijo que había matado a alguien? Al final su agente tuvo que señalar que se trataba de una licencia literaria. Como ese ha habido y habrán muchos casos. ¡No creas todo lo que lees!

2) Utilizar contraseñas obvias

Si recuerdas, en febrero de 2013 Twitter anunció la detección de un ataque que podría haber generado la entrega de información de unos 250.000 usuarios, a los que les recomendó cambiar sus contraseñas de inmediato. Por lo general, esa información se usa para hacer spam aunque en otros casos se usurpa la cuenta del usuario. Posiblemente recuerde que hace poco en la cuenta de Burguer King apareció el logo de MacDonald’s. Para que no te pase nada similar, usa una contraseña que incluya algunas mayúsculas y al menos un número. ¡Más vale prevenir que curar!

3) Meterte con tu trabajo

Todo el mundo está en Twitter, incluso tus jefes. Son muchas las personas que han sido despedidas por quejarse o hablar mal de su trabajo. Por ejemplo @traphik, empleado de Pizza Kitchen (California) que fue despedido por quejarse de sus nuevos uniformes.

4) Amenazar a alguien

Muchas veces en todo de broma se puede amenazar con hacer tal o cual cosa contra algo o alguien. Eso es común y no pasará nada grave si lo haces. El tema es cuando tras algún debate dentro de la red social o fuera de él, se amenaza a alguien de una manera en que puede llegar a pensarse que este puede correr peligro, te puedes meter en un problema grave. Como por ejemplo, recibir una denuncia policial.

5) No ser cuidadoso

Enviar un tuit mencionando a alguien a quién no querías, compartir un número de teléfono en vez de hacerlo por mensaje directo, compartir una foto inadecuada, etc. Son muchas las cosas que puedes compartir en Twitter, que no lo harías si te dieras cuenta de lo que en realidad estás haciendo.

6) Volverte un adicto

Existen varios estudios que han demostrado que la dependencia de algunas personas a Twitter es más intensa que el alcohol, el tabaco, la cafeína y el sexo. Las menciones y los retuits hacen que se active la dopamina, una hormona y neurotransmisor de nuestro sistema nervioso que se asocia con el placer y la motivación. Estar conectado con el mundo es bueno, pero mucho mejor es estar conectados con quienes están al lado nuestro. ¡Disfruta de Twitter pero disfruta más de tus amigos de siempre!

7) Ser imprudente

Esto es sumamente importante cuando se trata de la cuenta de una empresa o cuando tu representas a una marca. Tus palabras no pueden ofender a otras personas de diferentes culturas. Las imágenes que compartes también pueden incomodar a ciertas personas y el uso de la ironía se puede malinterpretar.

8) Hacer bromas que no corresponden

Bromear es normal y obviamente hacerlo en Twitter es algo más que común. Sucede que a veces las bromas no son tomadas como tal y pueden provocarte complicaciones importantes. Hace ya algún tiempo atrás, dos chicos británicos fueron detenidos en el aeropuerto de los Ángeles porque uno de ellos le había escrito en a una amiga lo siguiente en Twitter: “¿tienes libre esta semana para un rápido encuentro antes de que me vaya a destruir América? Esa simple broma terminó en un interrogatorio de más de cinco hora y una detención de doce horas en una celda antes de que los enviaran de nuevo a su hogar.

9) Opinar sin tener consciencia de lo que escribes

Claro está que puedes opinar porque eres libre y porque Twitter es un espacio ideal para compartir tus ideas y opiniones con los demás usuarios. Ahora, si bien es cierto que puedes opinar, tienes que tener en claro que lo que dices puede no gustarle a todo el mundo. Es más pueden sentirse agredidos por tus comentarios extremistas, machistas, políticos, religiosos, etc. ¡Opina pero hazte cargo de las consecuencias de tus ideas!

10) Equivocarte enormemente

Equivocarse es de humanos sin embargo dependiendo del error y de tu relación con el mismo, podrías llegar a verte perjudicado seriamente. Tal es el ejemplo del político británico, Stuart Maclennan que fue expulsado del Partido Laborista luego de escribir lo siguiente: “Dios, este plátano orgánico de comercio justo es mi…. ¿Puedo tener uno cultivado por esclavos, abonado químicamente y genéticamente modificado por favor?”.

¿Te parece que son demasiadas cosas por las qué preocuparse? Puede ser sí, pero quizás más complicado sea hacerse cargo de las consecuencias de cometer alguna de ellas.

Anuncios