¡Alerta! Contraseñas que nunca debes usar

Ya sea una red social, un blog, o el acceso a la información de nuestra cuenta bancaria, todo, o casi todo, lo que hacemos online requerirá de una contraseña. Algunos sitios son muy exigentes al momento de crear una nueva contraseña, nos exigen un límite menor de dígitos, uso de números, símbolos y letras mayúsculas pero pese a esas molestias, debemos recordar que las contraseñas que usamos protegen mucha de nuestra información almacenada en la web.

Por increíble que parezca, muchas son las personas que no lo dan importancia a lo anterior y eligen combinaciones como “123456”, “contraseña” o “password” como claves de seguridad. ¿Lo has hecho? De ser así, te recomendamos que vayas inmediatamente a las configuraciones de tus cuentas y cambies tus claves lo más pronto posible ya que podrías ser víctima de un ataque o robo de identidad.

¿Otras contraseñas poco seguras? Ha sido la firma de seguridad digital SplashData quien se ha dado la ardua tarea de investigar las claves más fáciles de robar y más usadas en la web. Además de las dos mencionadas anteriormente, el reporte de SplashData afirma que la tercera contraseña más usada es “12345678,” lo que sugiere que la mayoría de usuarios piensa que al agregar dos dígitos más aumenta el nivel de seguridad, lo cual es una idea equivocada – afirma la compañía.

La palabra “querty” ocupó la cuarta combinación, y como si no fuera predecible, las combinaciones “12345” y “123456789” quedaron en la quinta y sexta pocisión respectivamente. Otros, optan por aludir a sus pasiones, contraseñas como “football” y “starwars” también aparecen en las primeras pocisiones, seguidas de nombres de equipos popuales de fútbol, basquetbal y fútbol americano.

¿Cómo es que SplashData encuentra estas descuidadas contraseñas? La firma SplashData explicó que su metodología consiste en recolectar un promedio de 2 millones de contraseñas filtradas durante el año para posteriormente analizarlas. Aunque SplashData dejo claro que durante los últimos 12 meses nuevas contraseñas han comenzado a ser usadas, algunas con más dígitos alfanuméricos, muchas de ellas siguen teniendo un bajo nivel de seguridad y resultan ser un objetivo fácil para muchos de los hackers que se dedican a robar información personal de usuarios en la web..