¡Alerta! Estas apps de juegos usan el micrófono de tu celular para espiarte

Para ser sinceros, cada día se agregan una infinidad de nuevas apps a las plataformas de Android e iOS, y no todas pueden ser monitoreadas ni examinadas tan pronto como son colgadas en las tiendas. Esto provoca que algunas de las apps lleguen a los usuarios y causen daños (robo de información, espionaje, etc.) mucho antes de que sean detectadas.

Y esto es mucho más frecuente en el caso de los juegos. A simple vista, aplicaciones con nombres como “Pool 3D”, “Beer Pong: Trickshot” y “Real Bowling Strike 10 Pin” parecen muy inofensivas; sin embargo, varias agencias de vigilancia cibernetica han detectado que las apps con nombres de juegos muy populares como los mencionados anteriormente suelen traer consigo más de lo que el usuario quisiera instalar en su dispositivo.

Estas apps “espías”, una vez que se descargan en un teléfono inteligente , pueden activar los micrófonos de los smartphones y tablets para registrar los sonidos ambientales. Pero, ¿cuál es la utilidad de esta información? Bueno, la principal utilidad de registrar este tipo de datos es comprender las costumbres televisivas de los usuarios, los cuales en la mayoría de casos son niños.

Según se dio a conocer, las aplicaciones espías utilizan un software llamado Alphonso, creado por una empresa emergente que recolecta datos sobre la televisión y sus espectadores para ofrecerlos a los anunciantes. Con el micrófono de un teléfono inteligente, el software de Alphonso puede detallar qué ve la gente al identificar señales de audio de los comerciales y los programas; a veces incluso combina esa información con los lugares que la gente visita y los horarios en los que ve TV.

Eso sí, la empresa creadora de Alphonso ha afirmado que su software no registra la voz humana, algo que se explica claramente en las descripción del software y en sus políticas de privacidad, y que la empresa no puede obtener acceso a los micrófonos y las ubicaciones de los usuarios a menos de que ellos acepten. El problema, afirman los expertos, es que aunque Alphonso fue creado con un propósito y una normativa clara, son las apps de juegos (las más descargadas por los niños y chicos) las que ignoran esta parte, violentando la privacidad y accediendo a estas funciones de los dispositivos sin el consentimiento de los usuarios.

Y tú, ¿qué piensas de este tipo de problemas? ¿Piensas qué son más frecuentes de lo que podríamos imaginar?