Análisis: El iPhone X tiene un futuro poco prometedor por estas razones

Los analistas ya vaticinan lo peor para el iPhone X, y es que su alto costo de venta ha sido, desde su lanzamiento, uno de los grandes impedimentos para que este asombroso teléfono (esto nadie lo puede negar) llegue a las manos de las mayorías. Según Ming-Chi Kuo, el reconocido analista de tecnología, Apple ha buscado maneras de reducir el precio de producción, y consecuentemente el precio de venta, pero aun así, los resultados no han dado mucho margen. Para Kuo, Apple definitivamente no dará rebajas, más bien, optará por sacar al iPhone X de su catálogo.

Según la costumbre de Apple, cuando el iPhone sucesor sale al mercado, el modelo anterior baja de precio manteniéndose siempre disponible tanto en tiendas oficiales como en retailers. En esta ocasión, con la segunda generación del iPhone X, Apple solo dejaría en el mercado al nuevo celular, mandando al olvido al iPhone X que hasta ahora conocemos.

Kuo, respaldado también por MacMumors, fortalece su punto afirmando que “el mantener dos modelos de iPhone X (el anterior y el nuevo), podría afectar negativamente el valor de la marca, y principalmente el valor del dispositivo.” Esto debido a que en teoría, tanto el modelo actual como los nuevos ofrecerían características similares (pantalla OLED, TrueDepth, Face ID, etc.) aunque a precios muy diferentes (en el caso de dejar al iPhone X actual en el mercado con un precio menor).

Esta es la principal razón por la que el analista de KGI, quien ha resultado siempre muy confiable en sus reportes, dice que el iPhone X llegará al final de su vida a mediados de 2018. La oferta de gama alta de Apple para la segunda mitad del año, entonces, estaría compuesta por tres teléfonos: la segunda generación del iPhone X de 5.8 pulgadas, la primera generación del iPhone X Plus (de 6.5 pulgadas, ya no disponible en tiendas para la fecha) y un iPhone de 6.1 pulgadas con el diseño del iPhone X pero sin algunas de sus características únicas, como la pantalla OLED.