Apple introduce software que dejará inservibles a los equipos reparados por terceros

Si bien Apple siempre se ha destacado por su tecnología y productos patentados, la compañía ahora está llevando las cosas un paso más allá con sus modernos dispositivos iMac Pro y MacBook Pro que cuentan con el chip T2.

En el pasado, Apple ha indignado a técnicos independientes y usuarios por igual al actualizar el diseño del iPhone para evitar reparaciones de terceros, agregando una característica que permitía a los teléfonos detectar cuándo se habían cambiado sus pantallas, y solo funcionaban si se obtenía un código de desbloqueo oficial de Apple.

Ahora, esta característica ha llegado a las MacBook Pro e iMac Pro gracias al chip de seguridad T2, que hará que los sistemas no funcionen después de reemplazar el teclado, la pantalla u otros componentes, hasta que la “herramienta de configuración” de Apple no sea utilizada para desbloquear el sistema.

Según un reporte de Vice, la compañía ha implementado un nuevo software de diagnóstico que solo está disponible para Apple y sus técnicos autorizados el cual debe ejecutarse después de ciertas reparaciones. De no ejecutar el diagnóstico inmediatamente tras la reparación, el equipo quedará inoperable.

“En las Mac con el chip Apple T2, el proceso de reparación no se completa en ciertos reemplazos de piezas hasta que no se haya ejecutado el conjunto de configuración del sistema AST 2. Si no se realiza este paso, se producirá un sistema inoperante y una reparación incompleta”, señala Apple en un documento interno, según MacRumors.

Apple ni siquiera les advierte a sus clientes que las computadoras que vende están diseñadas para castigarlos por optar que su equipo sea reparado por técnicos independientes: los detalles del provienen de un manual de servicio filtrado.

Y ese es un gran problema, principalmente porque las reparaciones de Mac son increíblemente caras. Si bien Apple ofrece un servicio confiable y seguro, a menudo puede ser bastante costoso y puede obtenerse por menos dinero en otro lugar. Ahora que las reparaciones por parte de terceros son prácticamente imposibles, a los usuarios no les queda otra opción más que acudir a una tienda oficial de Apple.