Apple recuperó $40 millones con su proyecto de reciclaje

Los servicios de Apple vuelven a funcionar tras un fallo

A finales de la semana pasado, Apple Inc. presentó el reporte anual de su proyecto de reciclaje. El informe sorprendió a propios y a extraños, ya que la compañía de Cupertino expresó que durante el 2015 recuperó cerca de mil kilos de material reciclado. Apple recicla la mayoría de las cosas que produce, siendo los principales los iPhones, iPads, y Macs viejas. “Todo este material,” afirmaron los portavoces de la compañía, “tiene un valor neto que sobrepasa los US $40 millones de dolares, y nos ayudará a evitar el consumo de nueva materia prima.”

Entre el material que se recicló se encuentra una suma considerable de oro, que es de donde proviene una gran parte de los 40 millones de dolares ya que el metal precioso se cotiza actualmente a US $1,200 la onza. ¿Oro en los dispositivos? ¿Por qué? Apple y otras compañías de dispositivos inteligentes usan oro en los aparatos electrónicos de consumo masivo porque dicho material no se corroe y es un excelente conductor de electricidad.

La plata, explican muchos, en realidad es mejor conductor, pero se corroe con facilidad al entrar en contacto con los ambientes húmedos. Por su parte, el tercer conductor por excelencia, el cobre, es muy barato, pero mueve los electrones de forma muy lenta para algunas de las funciones que se ejecutan en los teléfonos inteligentes de alta gama como los de Apple.

Entre otros de los materiales recolectados por la compañía podemos mencionar: 10 millones de kilos de acero; 5,8 millones de kilos de plástico; 5,4 millones de kilos de vidrio; 2 millones de kilos de aluminio; 1,3 millones de kilos de cobre y 2.900 kilos de plata. Todo esto será tratado, reciclado y usado para la fabricación de nuevos dispositivos de la marca, lo cual garantiza los ideales ‘verdes’ de la compañía.

Con estos resultados, Apple demuestra que su iniciativa Apple Renew está dando buenos resultados, incluso mejores de los que se esperaban en un principio. Además, Apple empezó a usar una nueva línea experimental de robots llamada Liam para su proyecto de reciclaje. Los robots están diseñados para desbaratar 1,2 millones de teléfonos al año, separando todos los componentes en manera predeterminadas. Apple ha afirmado muchas veces que reutiliza muchos de los materiales que extrae de los teléfonos reciclados. Eso reduce la necesidad de extraer esos metales y materiales de la tierra.