Apple: “Toque fantasma” en iPhone X es resuelto con reemplazos gratuitos de pantalla

El teléfono más exitoso fabricado por Apple, rompiendo récords de ventas y representando uno de los equipos más costosos de la marca de la manzana ha presentado algunos golpes bajos con respecto a su reputación debido a problemas con su pantalla.

Después de reconocer las fallas existentes con el “toque fantasma” en algunos equipos iPhone X, Apple comenzó un programa de reemplazo en sus pantallas, el cual sería completamente gratuito. Este procedimiento se llevó a cabo en las tiendas oficiales de Apple o proveedores autorizados, lo que le daría la oportunidad a los usuarios de terminar con el problema de este “toque fantasma” que afectó a compradores del aparente mejor equipo de la marca.

La compañía de Cupertino tuvo que enfrentar diferentes denuncias y quejas por parte de sus clientes, ya que, se reportaba una extraña falla que se presentaba en la pantalla del iPhone X. Parecía que un dedo invisible movía con voluntad propia los diferentes elementos que aparecen en la pantalla, por lo que, estas quejas comenzaron a correr rápidamente por la red.

Ya desde hace un año estos reportes se han venido realizando en diferentes partes del mundo, por lo que, recientemente la compañía decidió tomar cartas en el asunto, y aunque el soporte técnico oficial consideraba que reiniciar el dispositivo sería suficiente, muchas pantallas no responden al tacto después este procedimiento.

Después de estudiar el fenómeno, Apple dio con el problema, un componente que podría presentar fallas en el módulo de la pantalla, una información que llegó a los usuarios a través de un comunicado público realizado el pasado viernes en la página oficial. Para poder acceder a este programa, los dispositivos iPhone X deberán estar afectados con este único problema.

De no resolverse el inconveniente, el usuario tiene la posibilidad de pedir un reembolso. Apple mantiene la confidencialidad y no ha revelado demasiados detalles acerca de la falla que presenta el iPhone X, simplemente atribuyendo el problema a un “componente” y ofreciendo un reemplazo gratuito.