AT&T compra DirecTV y se convierte en un gigante de telecomunicaciones

att directv compra
AT&T compró a la compañía de televisión por satélite por 49 mil millones de dólares. Imagen: attcenter-la

La compañía AT&T es ahora el mayor proveedor de televisión de paga en Estados Unidos y un gigante de las telecomunicaciones con la adquisición de DirecTV, el servicio de televisión por satélite.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) dio el visto bueno para la compra de DirecTV por $49,000 millones de dólares el viernes pasado con una serie de condiciones.

AT&T se deberá acatar a las reglas de la ley de neutralidad que buscan que el tráfico en internet sea equitativo y se ofrezca un buen servicio a las personas, explica Cnet.

Entre los beneficios de la fusión de ambas compañías es que AT&T tendrá acceso a los acuerdos de contenido de DirecTV, como su paquete de partidos de futbol americano de la NFL, mismos que podrán ser transmitidos a todo el país y no solo a ciertos estados, como antes sucedía.

Por su parte, AT&T anunció mediante un comunicado que su prioridad es ampliar sus servicios para sus clientes. “La idea detrás de combinar DirecTV y AT&T es ofrecerle a los clientes más opciones de entretenimiento en video de calidad, integrado con un servicio de Internet móvil y de banda ancha”, comentó Randall Stephenson, presidente de AT&T.

“Ahora podremos satisfacer las futuras preferencias de entretenimiento de los clientes, ya sea que quieran un servicio de televisión tradicional con programación de primer nivel, su contenido favorito en un equipo móvil o video por Internet en cualquier pantalla” apuntó el CEO.

Los clientes actuales de AT&T y DirecTV no necesitan hacer nada como resultado de la fusión de estas empresas, continuarán recibiendo los mismos servicios, programación y atención al cliente. La información de las cuentas de los clientes, su acceso por Internet y sus arreglos de facturación seguirán siendo los mismos.

El proceso de integración de AT&T y DirecV se llevará a cabo durante los próximos meses.