Beebone, el virus casi perfecto que fue desactivado por el FBI

15462325023_6bea87f2da_h

Como si se tratara del mismo Wolverine, Beebone nació para ser un virus inmortal, hasta que se encontró de frente con el FBI y la policía europea. El virus mutante cambiaba de identidad hasta 19 veces al día para evitar ser detectado y su éxito fue tal que, para septiembre de 2014, logró controlar hasta 100.000 computadores cada día. Las mentes detrás de este poderoso villano lo utilizaban para robar contraseñas y descargar más programas que infectaban los equipos.

Una vez en el computador,  Beebone operaba como una aplicación de descarga que puede ser controlada por los cibercriminales escondida detrás del programa. En algunos casos, robaban contraseñas, bloqueaban archivos sensibles y pedían un rescate para ponerlos operativos y en otros incluso, accedían secretamente a la información guardada en los equipos. “Desde la perspectiva de un aficionado a la tecnología, se puede decir que los autores del vírus lo hicieron tan difícil como les fuera posible para que no pudiéramos detectarlo”, dijo la Europol a la agencia de noticias AP.

Según reporto Ars Technica, para eliminarlo se estableció una operación conjunta que involucró al FBI, al Centro Europeo de Ciberdelincuencia Europol, y a grupos de seguridad privados, incluyendo Kaspersky Lab, Shadowserver y McAfee.

Los computadores que fueron infectados están repartidos en más de 195 países, dentro de los que se encuentran Estados Unidos, Japón, India y Taiwan. El sitio web también comentó que las infecciones eran difíciles de erradicar porque el malware también bloqueaba las conexiones a sitios web de antivirus.

Etiquetado con: