Biki, el primer dron acuático biónico inalámbrico del mundo – #CES2018

Una de las ventajas de los drones es que estos pueden ir a lugares donde la persona no puede. Sin embargo, uno de los ambientes que ha quedado por fuera de la creación de drones, hasta ahora, es el agua.

Crear un dron que funcione bajo el agua tiene algunas dificultades pero la empresa china Robosea no dejó que eso fuera un límite.  BIKI es el primer dron acuático biónico inalámbrico del mundo y, aunque ya hay drones similares a BIKI, la diferencia es que este tiene un diseño único parecido a un pez y una cámara estabilizada de resolución 4K.

Especificaciones

BIKI cuenta con una cámara que posee una amplia lente de 150 grados y un sistema de estabilización incorporado. El dron es capaz de tomar fotos y videos con una resolución de hasta 4K. Tanto el movimiento de BIKI como la capacidad para tomar fotos se manejan al usar el control remoto que trae el dron o al usar la app complementaria de Robosea. Ambas formas se conectan al dron mediante una red de WiFi.

El tamaño es de 1,08 kg, 26,59 cm de largo, 10,59 cm de ancho y 14,80 cm de alto

También, tiene un almacenamiento interno de 32 GB y dos luces de 114 lúmenes en la “cara” de BIKI.

A parte de todo esto, BIKI, a su vez, tiene un sistema de balanceo automático, un GPS y la capacidad para evitar objetos que estén a su alrededor.

Durabilidad

De acuerdo con Robosea, BIKI tiene una durabilidad entre 90 y 120 minutos de carga y no importa cuál sea la temperatura del agua (desde 0 a 70º C), BIKI siempre se mantendrá en perfectas condiciones.

Capacidad

BIKI puede sumergirse a profundidades de hasta 196 pies (59,74 metros) e ir a una velocidad de 1.12 mph (1,80 mps).

Diseño

BIKI se asemeja a un pez robot grande y blanco. Y, por más que sea un diseño simple, es muy amigable a la vista y es el diseño perfecto para el agua. Pudo hacer sido una anguila o una estrella de mar pero el diseño de pez está mucho mejor. Tiene una aleta dorsal en la parte de arriba, una variedad de cámaras y luces incrustadas en la parte delantera y una cola de goma en la parte posterior.

El control remoto que viene con BIKI se ajusta a la palma de tu mano y es de fácil manejo y la app complementaria de Robosea no pesa más de 20 MB para que puedas descargarla en tu celular.

Modo de armar

Fuera de la caja, armar BIKI es completamente simple. Debes poner la aleta de goma, cargar tanto el dron como el control remoto, buscar un lugar grande que tenga abundante agua y este pequeño pez-dron estará listo para sumergirse.

BIKI te dejará ver las profundidades marinas desde otra perspectiva incluso cuando haya movimientos muy rápidos o en la oscuridad, gracias a su capacidad de estabilizar la cámara para mejores fotos y mejores videos.