Culpan a Andy, uno de los emuladores de Android más populares para computadoras, de minar criptomonedas

Si utilizas Andy, uno de los emuladores de Android más celebres para PC, puede que los recursos de tu computadora estén usándose para minar criptomonedas. Un usuario de Reddit manifestó que el dicho software oculta en su interior un troyano. Este, al ejecutarse escondido bajo un aparente programa para actualizar el emulador, utiliza la potencia de la GPU de la PC para minar monedas virtuales.

Bleeping Computer ha hecho varias investigaciones y concluyó que, evidentemente, el paquete de instalación tiene un malware que se ejecuta sin que el usuario interactúe, y por ende, sin que se entere de lo que pasa.

Con las criptomonedas en la cima, los sitios webs y programas que ocultan scripts con los que minar este tipo de monedas virtuales han ido en crescendo. El mayor inconveniente es que este tipo de software necesita una enorme potencia computacional y, al final, termina por disminuir el rendimiento y vida útil de los equipos de las personas. Además de eso, en casi todos los casos, se hace sin previo aviso.

La primera extrañeza con Andy se halla en el proceso de instalación. Así como muchos programas poco confiables, este emulador usa un instalador lleno de adware que pretende meterse en las computadoras mediante ofertas de software gratuito. Luego de la instalación, lo más factible es que el software malicioso repleto de publicidad termine infectando el ordenador.

Cuando la instalación termina, aparentemente, un programa extra aparece instalado en la computadora sin el permiso del usuario. El programa en curso tiene la ubicación C:Program Files (x86)Updaterupdater.exe y cuando se intenta ejecutar, sale un error.

Como ya se lo imaginan, este programa es el que se ocupa de que los desarrolladores de la aplicación se beneficien a costa de los usuarios y sus computadoras.

Aparte de todo esto, los desarrolladores de AndyOS le ha cambiado el nombre al ejecutable de este programa minerocomo GoogleUpdate.exe, con el propósito de confundir al usuario y hacerle pensar que se puede tratar de un programa no malicioso. No obstante, la compañía del programa corresponde a la de Andy OS Inc, los fabricantes del emulador.

Por ahora, Andy OS Inc no ha dado una respuesta oficial con respecto a las denuncias, y se aconseja que los usuarios no instalen el emulador en las computadoras.

Si en algún momento hay una actualización sobre el asunto, los mantendremos informados.