Descubre cómo activar el nuevo modo ‘offline’ en Gmail

Como usuario de los servicios de Google, deseo que cada día los servicios de la compañía de la G sean más amigables y más ahorrativas tanto en datos como en espacio. Dicho esto, hoy es un día para celebrar ya que los usuarios de Gmail ya no tendremos que  estar conectados a la red para leer, responder y redactar mensajes. Durante su conferencia para desarrolladores Google I/O, Google finalmente activó el switch para permitir realizar operaciones en el correo aun sin conexión.

¿Quieres intentarlo? Lo primero es lo primero: esto está disponible solo para usuarios de Google Chrome. En segundo lugar, deberás optar por el nuevo Gmail, una versión que Google ha implementado en la mayoría de las cuentas, pero que aún no se ha configurado como predeterminado. Si intentas habilitar el modo fuera de línea desde el “viejo” Gmail, terminarás con la limitada y antigua extensión de Chrome.

Así que una vez que te has cambiado al nuevo Gmail, debes hacer clic en el icono de Configuración (la opción que tiene la forma de una pequeña tuerca) y luego el menú de opciones de Configuración. Luego, haz clic donde dice ‘Sin conexión’, luego marca el pequeño cuadro para que se active la opción ‘Habilitar correo sin conexión’.

Ahora vas a tener que tomar tres decisiones:

  1. ¿Cuántos días de mensajes quieres conservar en tu computadora? Gmail te deja elegir entre 7, 30 y 90. A menos que estés realmente limitado de almacenamiento, te recomiendo que elijas 90 días, porque ¿por qué limitarte? Si deseas recuperar un mensaje anterior sin conexión, deberías poder hacerlo.
  2. ¿Descargar archivos adjuntos? Definitivamente sí, a menos que la falta de almacenamiento sea un problema. No tiene mucho sentido hacer que tu correo esté disponible offline si no están sus archivos adjuntos.
  3. ¿Qué pasa con tus datos cuando sales de tu cuenta de Google? La mayoría de los usuarios probablemente prefiera la opción “Mantener datos fuera de línea”, aunque solo sea porque al eliminarla se producirá una resincronización potencialmente prolongada la próxima vez que inicies sesión.

 

Una vez que has elegido tus opciones haz clic en Guardar Cambios. ¡Eso es todo, ya tienes todo listo para usar Gmail son gastar datos!

Tagged with: