El Pentágono comienza segunda fase de balas autodirigidas

Balas autodirigidas

Balas autodirigidas

La tecnología y sus avances también llegan al campo de batalla y armas de los soldados. En esta ocasión El Pentágono, junto a la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (DARPA), están probando un nuevo tipo de proyectiles. Ya ha concluido la primera fase de las pruebas de las nuevas balas autodirigidas, y en breve comenzará la segunda fase.

Con este tipo de munición, los francotiradores verán facilitado su trabajo. Las balas autodirigidas han sido diseñadas para corregir su rumbo mientras el objetivo está en movimiento. Esto pudo comprobarse recientemente en un vídeo publicado donde al seguir la trayectoria de una bala, ésta cambiaba para poder impactar en un objetivo que había cambiado de posición. De acuerdo a las palabras de la agencia DARPA, “Para los francotiradores conseguir disparar contra objetivos en movimiento en condiciones no favorables, tales como fuertes vientos y en terreno polvoriento es extremadamente complicado“, y es importante que eso cambie.

La tecnología con la que cuentan las balas autodirigidas consta de un sistema electrónico integrado, sensores, sistema óptico de guía automático y actuadores aerodinámicos. Gracias a ello, las balas pueden realizar hasta 30 correcciones del rumbo por segundo. Además son efectivas tanto de día como de noche, algo que sin duda aumentará las estadísticas de los soldados.