¿Es conveniente gastar dinero en un terminal Huawei?

El inconveniente comercial entre los Estados Unidos y China llega más allá de lo que podamos esperar y en HoyEnTec nos damos cuenta de lo que el poder tecnológico es capaz de hacer.

Para los que no saben sobre la situación, el presidente Donald Trump le puso un obstáculo a las empresas chinas. Existe una “lista negra” de firmas estadounidenses a las que se les privó de vender servicios o productos a empresas chinas, concretamente a Huawei.

Entre estos servicios están los que Google facilita a Huawei; es decir, básicamente toda la infraestructura de software de un terminal inteligente. Uno de esos servicios y quizás el más importante, el sistema operativo Android y sus respectivas actualizaciones.

En este caso hablamos de software fundamental como Gmail, Google Maps y, por supuesto, el mismo Android.

Lo que va a pasar es que Google no prestará servicios de soporte de Android a Huawei en el futuro. Esto debe quedar muy claro, ya que está presente la idea de que los clientes de la firma ya no tendrán acceso a sus aplicaciones o perderán información.

No obstante, esto no será así por ahora, ni con los dispositivos recientes,
sino con los que vengan después.

Android ya indicó que servicios como Google Play funcionarán
en terminales Huawei, pero es probable que actualizaciones como Android Q no lleguen a estos dispositivos.

¿Qué pasará con Huawei en este caso? Pues con respecto a Android, puede seguir usándolo con código abierto de Android (Android Open Source Project, AOSP). Puede programar o desarrollar desde cero, pero con ninguna información que tenga Google.

 ¿Qué opciones tiene Huawei?

En este caso, la opción más viable y efectiva que tiene Huawei es continuar con su propio sistema operativo.

Es verdad que el problema se ve desde la perspectiva occidental, pues de este lado del planeta la gigante G es casi omnipresente. Sin embargo, también China ha procurado de no ser dependientes de los productos de Estados Unidos.

Y Huawei ya está preparado para este tipo de problemas. Desde hace un tiempo está desarrollando su propio sistema operativo Kirin OS.

¿Conviene, entonces, gastar dinero en un dispositivo Huawei?

No hay que negar que Huawei se ha sabido ajustar al mercado de los smartphones como ninguna otra marca. A decir verdad, el hecho de haber sido vetados, parece obedecer a que lo están haciendo mejor que toda su competencia.

Probablemente es que si esto sigue, y seguro que así será, la firma china se adaptará al mercado occidental con terminales más económicos y
un sistema operativo amistoso y similar a Android.

El embrollo para Huawei es que los usuarios son muy dependientes de los servicios más comunes y populares. Si en los smartphones del futuro no hay Android, podría ser un problema para la firma. ¿Y las apps hechas por empresas estadounidenses, como WhatsApp? Lo mismo.

En este caso, si el usuario promedio se interesa en las apps más “famosas”, es un hecho de que evitará gastar dinero en un Huawei. He aquí el meollo del asunto.

Habrá que esperar que le depara el futuro para la firma China. Esperemos que todo lo que haga sea para su beneficio y el de sus usuarios.

Anuncios