Estas son las diferencias más relevantes entre el Note8 y el Note9 de Samsung

Catalogado por muchos como el smartphone más evolucionado elaborado hasta el momento, el Samsung Galaxy Note9 presenta algunas diferencias con respecto a su antecesor, por lo que, hemos decidido hacer un análisis destacado acerca de las características que han variado en este dispositivo con respecto a su versión previa.

Este nuevo teléfono inteligente desarrollado por Samsung está enfocado en la productividad, por lo que, las novedades incorporadas en este no llaman demasiado la atención de otros fabricantes para emular la propuesta del fabricante surcoreano.  A muchos les tomó algo de tiempo acostumbrarse totalmente al Galaxy Note8, por lo que, conocer la evolución de este dispositivo permitirá a muchos avanzar hacia su nueva versión.

Podemos visualizar un dispositivo refinado y muy discreto, nada ostentoso o llamativo, contando con 0,1 pulgadas más de pantalla, sin integrar el “notch” que tanto aparecen los nuevos dispositivos. Con respecto al peso, el Galaxy Note9 pesa 200 g, mientras que, su antecesor solo pesaba 195 g. Han decidido ir un poco más allá con respecto al tamaño de la pantalla, utilizando el mismo tipo de pantalla Super AMOLED Infinite Display esta vez de 6,4 pulgadas con respecto a los 6,3 pulgadas de su versión previa.

Se ha mantenido la misma resolución y formato de 18,5:9, disminuyendo la densidad de 521 ppp a 516 ppp. La capacidad de procesamiento de este dispositivo paso de ser llevada por un procesador Samsung Exynos 8895 Octa-Core a un Samsung Exynos 9810 Octa-Core. Con respecto al almacenamiento y la RAM, el Galaxy Note8 solo tenía posibilidad de RAM de 6 GB, mientras que, este nuevo dispositivo tiene una memoria disponible 6 a 8 GB.

El almacenamiento estará disponible desde 128 GB, expandible hasta 512 GB. Los cambios en la cámara trasera se han visto al grabar en cámara lenta, ya que, tiene una capacidad de grabar a 960 fotogramas por segundo, mientras que, la versión anterior grababa 240 fotogramas por segundo. La cámara frontal permanece intacta, no se han realizado modificaciones, al igual que la conectividad permanece con la misma configuración.

Samsung ha apostado a la durabilidad y autonomía, por lo que, ha integrado una batería de 4000 mAh con sistema de carga inalámbrica.