Estudio dice: 50% de los adolescentes son adictos a la comunicación móvil

Los medios de comunicación y la tecnología forman parte de nuestros trabajos y del día a día en general. La realidad esta imbuida en equipos y plataformas cada vez más móviles que facilitan su funcionalidad en cualquier parte (escuela, hogares, cines, playas, parques, montañas). Pero ¿Cuál es el límite de su uso? Y los más vulnerables parecen ser los niños y adolescentes según un estudio

Common Sense Media es una organización sin fines de lucro cuyo enfoque es poder ayudar a niños y jóvenes hacerle frente al mundo tecnológico y medios de comunicación móvil para minimizar los efectos negativos por exposición prolongada a materiales de poco provecho para el desarrollo de sus vidas.

El estudio investigativo realizado por Common Sense Media empleo la siguiente metodología para recolectar la información:

  • Diseño una encuesta a nivel nacional (Estados Unidos). 
  • La muestra fue de 1240 entrevistas (Padres y adolescentes 12-18 años). 
  • El Tema era sobre utilización de tecnología móvil (equipos telefónicos e internet). 
  • Los datos se discriminaron por género y edad.
  • El margen de error para la muestra es de +/- 4.

La investigación es reveladora de muchos elementos que deben llevarnos a los padres a una profunda reflexión sobre la cantidad de tiempo que en familia pasamos todos conectados a la comunicación móvil (Telefonía o internet) algunos de ellos son:

  • El 50% de los adolescentes y 25% de padres reconocen que no pueden deshacerse con facilidad del dispositivo móvil. (Adicción). 
  • El 75% de los padres y 41% de los adolescentes indicaron que los dispositivos de comunicación interfieren y distraen al momento de comunicarse en familia. (Distracción).
  • 72% de los adolescentes y 48% de los padres responden en fracciones de segundos cualquier notificación. (Ansiedad).

La era digital en la que hacemos nuestro modelo de vida diario está rodeado por la comunicación móvil y la tecnología lo cual hace imposible librarnos de su uso porque son imprescindibles. Los problemas que surgen por su uso desproporcionado van desde la falta de atención hasta fallas en la comunicación familiar tan esencial para la formación de los adolescentes  como seres humanos responsables y útiles a la sociedad.

El estudio confirma lo que a diario vivimos con nuestras familias, lo ideal es que los padres al ser modelos a seguir sean los que lleven la batuta y creen espacios de integración y desintoxicación en el uso de la comunicación móvil sustituyéndola por momentos de compartir que sean verdaderamente significativos para los hijos.

¿Cuántas horas dedicas a la comunicación móvil? ¿Crees que puedes vivir un par de horas o días sin usar tu teléfono o el internet?

Anuncios