Google declara la guerra de Android comprando HTC por $1100 millones

Google cerró el trato con HTC después de un año de negociaciones, la división de diseño móvil de HTC ahora le pertenece a Google por 1100 millones de dólares. Dicen que Google está más decida que nunca a crear sus propios dispositivos de gama alta para competir con Samsung y Huawei pero la industria observa este movimiento con cautela.

En lo personal, no se qué pensar, no puedo evitar recordar la compra de Motorola en 2011 para terminar vendiendo la firma a Lenovo un par de años más tarde. Así como Motorola, HTC es una joya con varios hitos en lo que va de su historia. HTC vendió el primer teléfono 3G en 2005, el primer teléfono solamente táctil en 2007, el primer teléfono lanzado comercialmente con Android en 2008 y el primer teléfono solo de metal en 2013, por citar algunos ejemplos.

Rick Osterloh, vicepresidente de hardware de Google, saludó a través del blog oficial de la empresa a los empleados de HTC que ahora trabajarán con su equipo:

“A medida que nuestro negocio de hardware entra en su tercer año, seguimos comprometidos con la construcción y la inversión a largo plazo. Hoy, comenzamos a explorar con nuestros nuevos compañeros de equipo, guiados por la misión de crear experiencias radicalmente útiles para personas de todo el mundo, combinando lo mejor de la IA, el software y el hardware de Google”.

Evidentemente, los medios preguntaron cuál era diferencia entre el acuerdo que hubo alguna vez con Motorola y el acuerdo que hay ahora con HTC. Al respecto, Osterloh dijo a Bloomberg lo siguiente: “El contexto, el tiempo, es un mundo diferente al que teníamos en la era del PC”. El espacio, la luna, las estrellas, claro…

Lo que sucede es que en aquel tiempo Google pretendía hacerse con las patentes propiedad de Motorola, ahora busca fabricar el hardware de sus teléfonos, similar a Apple o Huawei. Todo es parte de la guerra por dominar la industria, mientras Samsung, LG o Huawei excluyen a Google de sus ecosistemas, esta última contraataca.

Pero para Google aún queda un largo camino por recorrer, según datos de Counterpoint Research, una fuente citada por Bloomberg, Samsung vendió más de 300 millones de smartphones en 2017 mientras que Google Pixel vendió 1.5 millones de unidades. Queda por ver de qué será capaz la empresa con esta nueva adquisión.