Google empieza a probar termostatos inteligentes

google-termostatos-inteligentesParece que Google quiere estar presente en todas las facetas de nuestra vida. No le basta con ser el buscador más usado a nivel mundial: también ha lanzado sus propios teléfonos y tablets, gafas inteligentes, e incluso está poco a poco lanzándose al negocio de la robótica. Pero eso no es todo. Google está desarrollando un termostato inteligente para el hogar.

Según datos inicialmente publicados en el diario The Information, Google está desarrollando una nueva generación de termostatos conectados a Internet capaces de regular la temperatura de una casa de manera inteligente. El dispositivo formaría parte de toda una serie de mejoras para el hogar conocidas como el proyecto EnergySense, la primera incursión de Google en la domótica. Aún es una incógnita qué compañía pondría el “hardware”, en este caso los pequeños aparatos de control de temperatura, pero ya se empiezan a barajar nombres como Ecobee.

El funcionamiento de estos termostatos con la tecnología de Google permitirían al usuario controlar la temperatura y temporización del dispositivo de manera remota, únicamente gracias a una conexión de Internet. Google pretende así facilitar un control eficiente del consumo energético, que es una de las mayores fuentes de gastos en muchos hogares.

Pero el termostato inteligente tendría una doble función, ya que además de controlar la climatización de nuestra casa, monitorizaría el nivel de consumo y calcularía la energía consumida.

El dispositivo de Google no sería el primero en realizar estas funciones, ya que existe en el mercado el termostato inteligente Nest, desarrollado por el “padre” del iPod, Tony Fadell. Sin embargo, Google no suele defraudar cuando se embarca en proyectos interesantes, así que ya hay mucha expectación por ver cómo y cuándo conoceremos la nueva generación de productos EnergySense. Una opción muy probable es que este termostato y muchas otras novedades sean presentados en la próxima Feria Internacional de Electrónica de Consumo (CES 2014), así que puede que estemos más cerca de lo que pensamos.