Google NO ha intentado comprar Telegram

En los últimos dos días, y especialmente ayer jueves por la tarde, corrió con fuerza el rumor de que Google estaba interesada en comprar la app de mensajería Telegram. Sin embargo, todo se trataba de una noticia falsa. El rumor se fundamentaba en todos los fracasos que los de Redmond han tenido en relación a sus apps de mensajería. Y es que, siendo sinceros, Google nunca ha podido emprender el vuelo en esta rama, y mucho menos competir contra sus adversarios de Facebook con Messenger y Whatsapp, QQ (app de mensajería instantanea dominante en China), LINE, e incluso el pequeño WeChat.

Algunos incluso afirmaron en diferentes noticias que Google ya había ofrecido 1,000 millones de dólares por la adquisición. Google no dio declaraciones sobre el tema, y es más, algunos creen que dejó que el rumor circulara para ver las reacciones del público. Fue Pavel Durov, Presidente y Fundador de Telegram, quien salió a desmentir la noticia diciendo: “No, Google no ha intentando, ni intenta, comprar Telegram. No he hablado con Google nunca sobre ninguna compra ni me he reunido nunca con ellos sobre ese tema. Conozco a Sundar (CEO de Google), claro, pero lo de la compra de los 1.000 millones es todo falso.”

Con la falsedad de esta noticia, todo indica a que Google seguirá trabajando con su app Hangouts. Una app que, en sí misma, es muy útil, divertida y funcional, pero que no ha podido abrirse brecha en un mercado dominado por gigantes que parecen ser inalcanzables. Tal como podemos observar en la siguiente tabla, Hangouts ni siquiera aparece en la lista, pese a tener casi 100 millones de usuarios, aunque muchos de ellos activos de forma irregular.

graph

Google optará por seguir intentando

Google no se rendirá. Los de Redmond tienen todo lo necesario para alcanzar la cima, sólo tienen que encontrar la formula para hacer que sus apps, tanto en materia de redes sociales como en mensajería, lleguen a la cúspide, o al menos, cerca de. Google + es mejorado constantemente, pero sigue estando muy atrás. Todo indica a que lo que realmente le está haciendo falta a Google es un poco de marketing, algo que haga que sus apps pasen a estar en boca de todos.