Google y su escaneo de imágenes ¿viola la ley?

GoogleScanningGmail

Luego de la detención de un probable pederasta en Texas, derivado del análisis de información que Google realiza en muchos de sus servicios como Gmail, la discusión ahora se centra en si el gigante de las búsquedas en internet viola la privacidad y trasgrede la intimidad de los usuarios.

Diversos sitios, entre ellos The New York Times, Fox News y The Verge han abordado el asunto y señalan que Google a través de un sistema “ampliamente utilizado” al que denomina “hashing”, analiza la información digital y es capaz de identificar pornografía infantil a través de una “huella digital” en este tipo de contenidos, y lo hace desde 2008.

“Cada imagen de abuso sexual infantil tiene una huella digital única, lo que permite a nuestros sistemas identificar esas imágenes, incluso en Gmail”, dijo un portavoz de Google, y agrega que dicha tecnología únicamente se emplea “para identificar imágenes de niños abusados sexualmente” y no en el resto de correo electrónico, inclusive “que podría estar asociado con la actividad criminal (por ejemplo, utilizar el correo electrónico para planear un robo).”, agrega el NYT.

En tanto, las leyes de los Estados Unidos obligan a las empresas de comunicación electrónica a notificar ante la autoridad los casos sospechosos de abuso infantil, cuando tengan indicio de ello. En este caso The Verge puntualiza que una razón es la denuncia de posibles casos sospechosos, “pero si se trata de la obligación legal de buscar activamente los casos, es otra cuestión… parece que se opta por hacerlo en el marco de la lucha contra los depredadores”.

Sin embargo, de acuerdo con la cadena Fox News, las normas de privacidad de Google son claras y al inscribirse a los servicios del gigante tecnológico el usuario autoriza “analizar su contenido (incluyendo mensajes de correo electrónico) para ofrecerle personalmente características relevantes del producto, tales como los resultados de búsqueda personalizados, publicidad a medida y detección de spam y malware.”

A la vez el usuario permite “compartir información personal con compañías, organizaciones o individuos fuera de Google si tenemos una creencia de buena fe que el acceso, uso, conservación o revelación de la información es razonablemente necesaria para cumplir con … cualquier ley, regulación , procedimiento legal o solicitud gubernamental aplicable “o” hacer cumplir las Condiciones del Servicio, incluyendo la investigación de posibles violaciones.”

Este caso sin duda abre de nueva cuenta la discusión sobre la posible violación a la privacidad de los usuarios de internet, pero también hace visible los riesgos que oculta la red y los avances tecnológicos para la navegación segura.