Groenlandia sufre las consecuencias de los incendios de 2012

Groenlandia

Groenlandia

El cambio climático es uno de los temas que más se trata en los últimos años y las opiniones al respecto son muy variadas. Algunos creen que se trata únicamente de un “negocio político”, y otros al contrario están convencidos de que es algo real. En los últimos días se ha hablado especialmente de Groenlandia y la fusión a gran escala de su superficie tras los incendios del norte de Estados Unidos y Canadá en 2012, así que el debate vuelve a estar servido.

El motivo por el que Groenlandia se encuentra en “el ojo del huracán” es un estudio realizado por expertos de la Escuela de Ingeniería Thayer en Dartmouth y el Instituto de Investigación del Desierto en Reno (Nevada, Estados Unidos). De acuerdo a sus hallazgos, de mantenerse el ritmo del cambio climático, la superficie de Groenlandia quedará totalmente fusionada en el año 2100. Sin embargo ésta no sería la primera vez que ocurre algo similar, pues ya sucedió en el año 1889.

En aquel momento, la capa de hielo de Groenlandia sufrió una fusión generalizada debido a la gran cantidad de incendios producidos ese verano en el noroeste del Pacífico en Estados Unidos. Estas fusiones no influyen a la hora de aumentar el nivel del mar (como suele ocurrir al derretirse los glaciares), sin embargo, tienen otras consecuencias. El agua producida por el deshielo se filtra en la capa de nieve antes de congelarse de nuevo, y esto provoca que la superficie del hielo quede más susceptible ante futuras fusiones.

Etiquetado con: