Instagram y Snapchat dominan las redes sociales

Un nuevo reporte publicado esta semana por un grupo de investigadores del Centro de Investigación de Asuntos Públicos de la Associated Press ha confirmado algo que ya se venía viendo desde hace tiempo. Facebook ha sido destronado, y no por una, sino por dos redes sociales. De acuerdo a la investigación, los adolescentes entre los 13 y los 17 años de edad han cambiado sus plataformas favoritas de redes sociales y ahora son mucho más propensos a usar Instagram y Snapchat.

De acuerdo a la Associated Press, El 76% de encuestados comentó hacer uso de Instagram a diario, mientras que 75%, Snapchat. Facebook se ubicó en la tercera posición en el sondeo, con un 66%, cifra similar a la registrada en un sondeo similar de 2015, conducido por el Centro de Investigación de Pew en la que se concluyó que el 71% de los adolescentes estadounidenses usaban el sitio (lo que significa una caída del 5% en cuestión de poco menos de 2 años). Finalmente, en el reporte más reciente, el 47% de los encuestados confesaron que hacían uso de Twitter, menos del 30% emplean Tumblr, Twitch o LinkedIn.

Un curioso contraste

Los resultados nos muestran un curioso contraste entre la cantidad de usuarios y el porcentaje de uso. Con las estadísticas globales de uso de redes sociales, se puede fácilmente afirmar que Facebook reina con 1.968 millones de usuarios de todas las edades en todo el mundo, mientras WhatsApp, la app de mensajería propiedad de la misma empresa, alcanza los 1.200 millones. YouTube y Facebook Messenger alcanzan los mil millones de usuarios, un poco más que los 889 millones de WeChat (eminentemente en China, de donde es oriunda la app). A tan solo 31 millones está la también china QQ, y recién, con 600 millones de usuarios en todo el mundo, llega Instagram, la app más usada pero que no cuenta ni con una tercera parte de los usuarios de Facebook y que es superada ampliamente por un buen número de otras apps.

¿Cuál fue la razón del estudio? La primera y más grande razón tiene que ver con el marketing, claro está. Pero luego, este tipo de estudios nos sirven para “entender cómo los adolescentes usan dispositivos como tabletas, computadoras de escritorio y computadoras portátiles,” dijo Amanda Lenhart, investigadora del Centro de Investigación de Asuntos Públicos del AP-NORC, y coautora del informe, quien concluyó: “Además, los diversos grados de acceso de los diferentes grupos a estas plataformas tienen implicaciones para la educación y la instalación futura con herramientas tecnológicas, incluidas las necesarias para el lugar de trabajo.”