Iron Man, de Hollywood al Pentágono

Iron-Man-de-Hollywood-al-Pentágono

El estudio de efectos especiales Legacy Effects trabaja codo a codo con el Pentágono para el desafío más importante que ningún cliente le haya hecho jamás: vestir a las tropas de élite del ejército de los Estados Unidos. La compañía, que ha dado vida a Iron Man, RoboCop o el Capitán América entre muchos otros, ha recibido el encargo de generar un prototipo real de exoesqueleto que los militares puedan llevar en sus misiones.

Las mismas impresoras 3D que en su día dieron forma al traje de Iron Man estampan ahora las piezas de lo que será un traje revolucionario para las tropas americanas. El proyecto recibe el nombre de TALOS, por las siglas en inglés de “Traje liviano de operador de asalto táctico”, y prevé diseñar un traje blindado de alta eficiencia inspirado en los superhéroes de las pantallas.

El equipo de expertos que lleva a cabo el proyecto incluye bioingenieros, ex soldados, expertos en tecnología y consejeros de empresas de renombre de la industria de la defensa. Los principales desafíos son cómo hacer que el traje sea extremadamente recio pero ligero, cómo generar energía para darle movimiento y cómo hacerlo eficiente y cómodo. Ya se han realizado algunas pruebas con los primeros modelos de traje, aún incompletos, pero queda mucho por perfeccionar.

Lindsay MacGowan, cofundadora de Legacy Effects, afirma que el traje no se parecerá a los que vemos en las salas de cine. “Este traje no va a volar pronto, ni será rojo y dorado”, reconoce MacGowan, “pero será algo que pasará a la historia”.