Juguetes de cartón de Nintendo ‘batallan’ el vicio a la pantalla – @Nintendo

Los accesorios que se arman y funcionan con la consola Switch implican se destacan en medio de inquietudes por el vicio de los niños a los dispositivos.

Los nuevos juguetes de cartón de la marca japonesa podrían ser justamente lo que necesitan los niños que son adictos a la pantalla. Pero, ¿para qué? Para que puedan pasar más tiempo en el mundo real.

El pasado mes, Nintendo notificó sobre los kits de Nintendo Labo, una gama de juguetes de cartón autoarmables para su famosa consola de juegos Switch.

La Switch, que es dispositivo portátil y a la vez una consola que se puede usar en casa, vendió 10 millones de unidades desde su lanzamiento en marzo del año pasado. Y, por si fuera poco, la consola ha vendido muchas más unidades que cualquier otra consola en Estados Unidos.

Los accesorios de Nintendo Labo interactúan con el Switch de muchas formas. Por ejemplo, al poner las piezas que ya vienen cortadas, los jugadores podrán fabricar un piano que toca notas musicales o un carro a control remoto que se puede controlar con la consola de juegos.

Los kits están hechos para niños de 6 a 12 años y a partir del 20 de abril los usuarios podrán adquirirlos en las tiendas. El kit de variedades trae consigo juguetes como una caña de pescar y el piano, y tendrá un valor de 70 $, mientras que el kit de robot costará 80 $.

En un evento que se hizo en la ciudad de Nueva York, CNN Tech pudo ver antes de su lanzamiento las novedosas creaciones de baja tecnología a las cuales Nintendo llama Toy-Cons.

Al armar estos juguetes, el Nintendo Switch funciona como un manual de instrucciones de alta tecnología. La pantalla del Swtich se ilumina con las piezas de cartón ya recortadas que se necesitan para un proyecto científico.

La caña de pescar, es uno de los que ponen más retos al momento de armarse y necesita una hora más o menos para que esté completamente armado. El carro es más sencillo de armar ya que toma unos 10 minutos nada más. Normalmente el cartón resiste y tiene duración pero igual es fácil de manejar y armar. El proceso es divertido y muy parecido a armar unas piezas complejas de Lego.

Nintendo quiere combinar productos físicos con tecnología y estima que sea atractivo en un momento en que el “tiempo de pantalla” es el centro de atención. Recientes estudios demuestran que el vicio a los smartphones en niños y adolescentes ocasiona que sean menos atentos a clase, que no duerman bien y que tengan un mayor riesgo de cometer suicidio o deprimirse.

Los padres buscan distintas formas de pasar tiempo de calidad con sus hijos y el hecho de que estos juguetes de cartón puedan incorporarse a los juegos de Nintendo Switch, es una manera de que los niños usen su imaginación mientras se divierten aprendiendo algunas cosas de la tecnología y pasan tiempo con sus padres.