El MIT creo un manos libres que permitirá que te comuniques mediante pensamientos y es más o menos como un teléfono con telepatía

La mayoría de los seres humanos ha pensado que comunicarse con otra persona solo con el pensamiento es una fantasía utópica; es por eso que un grupo de investigadores del MIT ha fabricado algo que, sin ser necesariamente telepatía, se le asemeja bastante. Se trata de un manos libres con el que no es necesario hablar para decir algo.

El manos libres lleva por nombre AlterEgo y no es invasivo ya que no emplea electrodos en el cerebro ni necesita que el usuario use nada. Lo que este dispositivo utiliza es una serie de sensores mioeléctricos que muestran las más leves señales que se originan en los músculos durante el fenómeno subvocalización, es decir, el habla silenciosa.

Cuando alguien piensa en decir algo, el cerebro manda señales a los músculos de la lengua, la boca y los labios para prepararlos. Todavía no se pronuncia ni un sonido, pero es como si la persona hablara para ella misma. La mayoría hace esto de forma inconsciente cuando leen un libro.

El asunto es que la subvocalización puede ser interpretada por una máquina. Para eso, el grupo del MIT ha integrado unos sensores mioeléctricos que registran las señales eléctricas de los músculos. Una red neutral descifra estas señales y las convierte en palabras que puede emitir un sistema de voz.

Por ahora, AlterEgo está apenas en sus inicios y tiene muchas limitaciones. Primero, se debe enseñar a la red neutral a reconocer y descifrar a cada persona y, eso lleva un poco de tiempo. La razón es que, así como cada ser humano tiene una voz distinta, pasa que cada una emite las palabras de subvocalización con su propio acento. El éxito del dispositivo al interpretar las palabras es de un 92%.

A pesar de esta genialidad, AlterEgo todavía no permite una conversación fluida porque solo reconoce unas 20 palabras aisladas. Asimismo, no se puede decir que AlterEgo es un dispositivo discreto, pero su tamaño y el diseño es algo que se puede integrar más adelante.

Por los momentos, el prototipo del MIT ya sirve y puede ser útil como sistema de control por voz, pero sin voz, o para apps en las que el ruido del ambiente no permite tener una buena conversación. En un futuro, AlterEgo puede que se convierta en el estándar de un manos libres para teléfonos inteligentes.