Networking, RedesSociales, y el secreto para triunfar en ambos

andrea-ocampo-redes-sociales-social-media-networking

 

back2Todos sabemos que el networking es importante, pero no sabemos hacerlo. Nuestra idea de networking se reduce a identificar un evento adecuado, incluirlo en nuestras agendas, llegar, pegarnos una etiqueta con nuestro nombre, iniciar tímidas conversaciones con extraños, hablar un poco de nuestro negocio, dar una vuelta y distribuir todas las tarjetas de negocios que podamos. ¿Te suena familiar?

Vivimos en una sociedad donde la mayor parte de nuestras interacciones sociales ocurren en Internet. Iniciar conversaciones en persona es cada vez menos frecuente. Sin embargo, si conseguimos combinar nuestra habilidad en las redes sociales con técnicas efectivas de comunicación en persona, puede ocurrir algo mágico.

He hablado con mucha gente que esperaba mejorar su negocio acudiendo a innumerables eventos de networking, pero viéndose continuamente decepcionados por el poco eco de tanta actividad social. El deseo de mejorar es una gran motivación, pero poco útil si gastas tus esfuerzos en sitios llenos de gente que busca lo mismo que tú, pero para ellos mismos.

Esta forma, un tanto egoísta, de promoción personal no funciona y hay que cambiarla por otra en la que tu primer planteamiento sea ayudar a los demás. Si estás hablando con alguien que tiene una necesidad, pregúntate “¿conozco yo a alguien que pueda ayudarle?”. Si acudes a los eventos de networking con esta mentalidad, pronto notarás un cambio y volverás a disfrutar de la actividad de hacer contactos.

Cuando empecé a usar mi red de contactos para que se ayudaran entre sí, me di cuenta que esta era la forma correcta de hacer networking, la forma de la que más disfrutaba. Creas o no creas en el karma, puedo asegurarte que esta generosidad me ha sido devuelta con creces, a veces en formas inesperadas. Cuando me voy de un evento de networking, llevo incontables listas de cosas que hacer por la gente que he conocido, he cambiado mi forma de entender estos eventos y eso me ha abierto un mundo de posibilidades, para mí y para otros.

A continuación, algunos consejos para ayudarte a cambiar la forma en la que haces networking:

• Escucha: pregunta a la gente que te habla, dirige la conversación para que sea sobre ellos, no todo gira alrededor tuyo. A la gente le encanta hablar de las cosas que les inspiran.

• Espera a que te pregunten por ti y por lo que haces. Cuando hables de tu negocio o profesión, hazlo en un tono conversacional y sincero, a nadie le gusta escuchar discursos prefabricados y obviamente ensayados.

• Mezcla los temas, no todo tienen que ser negocios; habla y pregunta sobre la familia, las aficiones, los viajes, etc.

• No es necesario conocer a todo el mundo. Al final del evento, las tres personas con las que hayas tenido conversaciones de verdad serán las que te recuerden. Calidad sobre cantidad: las oportunidades vienen de las interacciones profundas y reales, no de las superficiales.

• Cuida las nuevas relaciones incluyéndolas en tu esfera de influencia, dicho de otra manera, ayúdales y te convertirás en alguien valioso para ellos. No pidas ni esperes nada a cambio, sé generoso siempre. En dos meses, tu red de relaciones será mucho más útil si has dedicado tiempo a cuidarles y ser generoso que si has estado auto-promocionándote sin parar.

• Repasa tus perfiles en Linkedin, Facebook, Instagram, Twitter y cualquier otra red social en la que estés inscrito. Mira a quién tienes entre tus contactos. Te sorprendería saber las oportunidades que se me han escapado por no saber bien a quién tenía entre mis contactos.

Las oportunidades no tienen por qué llegar de inmediato, pero lo que siempre tendrás es gente agradecida que recordará lo que hiciste por ellos. Y cuando la gente se siente agradecida, las posibilidades son increíbles.

Tagged with: