Nexus 6 vs iPhone 6 Plus: ¿Cuestión de gustos?

6vs6Hace unos años ya, Samsung tuvo la idea de lanzar un terminal de un tamaño superior a la media, casi como una tablet. Fue muy criticado al principio, pero hubo algunos que apostamos por este formato y acabamos bastante satisfechos. Unos años después, en la lucha por ser el mejor Smartphone del mercado, no encontramos ninguno que tenga una pantalla de menos de 5”.

Hasta ahora la lucha giraba en torno al Galaxy Note 4, iPhone 6 Plus y Xperia Z3. Como todos ya sabéis ayer se presentó un nuevo phablet que va a dar mucho que hablar y que va directo a por el iPhone 6 Plus, se trata del próximo phablet de Google, el Nexus 6 fabricado por Motorola.

Es difícil enfrentar dos terminales de tan alta gama y decidir cuál es mejor. Al final tratándose de equipos tan potentes será cuestión de gustos. Si miramos en su interior vamos a encontrar dos procesadores extremadamente rápidos y que además no se pueden comparar porque la arquitectura del doble núcleo A8 del iPhone 6 Plus  a 1,4GHz y el Snapdragon 805 a 2,7GHZ de cuatro núcleos son totalmente diferentes. Si pensamos en la RAM y enfrentamos los 3GB del Nexus 6 con 1GB del iPhone 6 Plus ocurre lo mismo que antes. Viendo solo los números podríamos pensar que el Nexus 6 es bastante superior, pero no lo podemos afirmar porque la forma de aprovechar el hardware es totalmente diferente. Para saber cuál es más rápido en términos absolutos, tendremos que esperar a que empiecen a salir los primeros benchmarks.

Si nos fijamos en el exterior, aquí ya sí que es totalmente cuestión de gustos. Podemos elegir entre la línea clásica y elegante del iPhone 6 plus o la innovadora línea del Nexus 6. En este sentido el Nexus 6 sí que cuenta con una característica en la que objetivamente es superior, se trata de la pantalla. No hablamos solo de tamaño, obviamente las 6 pulgadas del Nexus 6 superan a las 5,5 del iPhone 6 Plus. Pero además el Nexus 6 cuenta con una resolución de 2560 x 1440 pixeles que le aportará una densidad de píxeles y una calidad de imagen algo superior a la del iPhone 6.

Otro punto fuerte del Nexus 6 vs iPhone 6 Plus, es que el primero estrenará sistema operativo, definitivamente será Android 5.0 Lollipop y sin la personalización de ningún fabricante o distribuidor, por lo que la fluidez y la integración con Google y sus productos va a ser absoluta. Además, las primeras impresiones tras probar la Android L Developer Preview son bastante positivas. No quiere decir esto que el iPhone 6 Plus sea lento o no tenga una buena integración. Todo lo contrario, estamos hablando de un equipo diseñado para comerse el mercado, con una potencia y una velocidad impresionantes y el respaldo de una marca como es Apple.

Respecto a la integración, será cuestión de lo que nos sea más útil, si estás acostumbrado a utilizar PC y Google es tu fiel compañero; tendrás una mejor integración de tus dispositivos y tus archivos en la nube si te decantas por el Nexus 6. No obstante, si eres de los que usan Mac y tienes pensado comprar un iWatch, lo lógico sería decantarse por el terminal de Apple.

El apartado precio es el que tenemos que tocar con más cuidado. Hasta ahora, lo que definía la gama Nexus era su relación calidad precio. Eran equipos con las últimas innovaciones tanto en hardware como en software y un precio asequible que se conseguía sin hacer tanta publicidad y pasando por alto “fallos” nimios que en la mayoría de los casos se solventaban con una actualización. Sin embargo, Google parece haber cambiado de estrategia; ahora que ya se ha creado una comunidad de fieles a Nexus ha decidido equilibrar sus precios con la alta gama. Si comparamos los modelos de 64GB de capacidad, tenemos por un lado los 899€ del iPhone 6 Plus y por otro los 649€ del Nexus 6. Es cierto que hay una diferencia de más de 200€, pero en estos niveles dudo que sea un factor decisivo aunque sí a tener en cuenta.

Los datos están ahí, ahora es cuestión de decidir. En definitiva, y como venimos diciendo durante todo el artículo, es una cuestión de gustos. Yo, como siempre que comparamos Android y Apple lo tengo claro, no me gustan las manzanas. Pero cada uno es cada uno, tú, ¿con cuál te quedas?