No vas a creer lo que le pasó a este hombre luego de romper su Super Nintendo

Muchos de nosotros tuvimos un Super Nintendo, y en muchos casos, esa consola que tanta diversión trajo a nuestras vidas se rompió o comenzó a fallar, lo que provocó que la pusiéramos a un lado, confinándola al olvido. Sin embargo, la historia que te contaremos en este post derretirá el corazón de todos los fanáticos de Nintendo.

Hace unos días, un usuario en Twitter relataba que su amada consola Super Nintendo simplemente “hizo pop” y murió (yo recuerdo perfectamente cuando me ocurrió lo mismo). Esto es visto como algo normal, ya que han pasado casi 30 años desde su lanzamiento, y las pocas que funcionan están en manos de personas que han pagado mucho por ellas.

Pero, ¿recuerdan que esta consola tenía un sticker atrás con un número de teléfono? Se trataba de un número de atención al cliente y que derivaba al servicio técnico de Nintendo, al menos en Estados Unidos. Nuestro protagonista, en un acto curioso y muy falto de sentido común, preso del ocio, marcó el número y la sorpresa fue asombrosa. Cualquiera pudiera imaginar que el número estaría fuera de servicio, pero ese no fue el caso.

Una señorita lo atendió, como si el tiempo jamás hubiera pasado  y estuvieron hablando por casi 10 minutos tratando de resolver el problema de la consola. “Decían que la atención al cliente de Nintendo era buena, pero esto ya es ridículo”, relató el hombre, después de ser atendido. Lamentablemente ya no había reparación ni piezas para su consola. Afortunadamente, el hombre  es un entendido en la electrónica, y luego de días de trabajo pudo hacer funcionar la consola de nuevo.

No cabe duda que es una historia atípica pero con un final feliz que incluyó, en palabras del propio protagonista, “una de las llamadas a un servicio de atención al cliente más  amables que he tenido en toda mi vida.” Y que por cierto viene a confirmar el mito de que efectivamente estos números siguen funcionando.