“Ok, Google” llega a Chrome para revolucionar las búsquedas por voz

ok google

Gracias a una extensión para Google Chrome, a partir de ahora será posible realizar búsquedas por voz usando el comando “Ok, Google” y a continuación la información que queramos consultar. A modo de asistente de internet, Google Voice Search Hotword no sólo realiza búsquedas, también fija eventos en nuestro calendario o programa cronómetros y alarmas. El gigante de internet ha explicado el funcionamiento mediante una nota en Google+ y mediante un atractivo vídeo en Youtube. En él podemos oír cómo un usuario realiza búsquedas y cómo Google las resuelve de manera eficiente, respondiendo también de manera verbal.

Las posibles utilidades de este sistema son infinitas: desde conocer la ubicación y las indicaciones para llegar a un lugar, hasta conocer una receta que podremos seguir ni siquiera tocar el ordenador, saber la predicción del tiempo de nuestra ciudad, convertir monedas y unidades de medidas de manera rápida o escuchar radios de todo el mundo con sólo pedirlo a Google.

Por ahora, el servicio está disponible sólo en inglés. Se espera que con el tiempo “Ok, Google” se universalice con mucho más idiomas, pero si quieres empezar a probarlo haciendo consultas en inglés, sólo necesitar un micrófono y Google Chrome. Puedes seguir estos sencillos pasos:

– Descarga la extensión para Chrome desde Google Play

– Configura si quieres que tu dispositivo esté siempre alerta al comando “Ok, Google” cuando realices búsquedar o si prefieres que la opción se desactive tras 5 minutos de inactividad.

– ¡Ya está! Abre el navegador y realiza búsquedas de manera rápida, sin tener que usar las manos, y recibiendo resultados del buscador más potente de Internet.

Hasta ahora, “Ok, Google” estaba disponible sólo en algunos dispositivos móviles privilegiados como el Moto X. Su salto a PC multiplica sus posibilidades. ¿Cuál consideras que es la función más práctica de un sistema con estas características? ¿Crees que “Ok Google” tendrá difusión en PCs, o estamos aún demasiado acostumbrados a teclear?