Pintura fluorescente para las carreteras en Holanda

glow streets calles-fluorescente  carreteras

A veces, los avances tecnológicos no siempre llegan bajo forma de avanzados dispositivos o de gadgets futuristas. A veces, el verdadero avance reside en la sencillez. Ése parece ser el concepto que llevan trabajando varios años los ingenieros del Studio Roosegaarde, en Holanda, quienes han desarrollado un tipo de pintura fluorescente que aumenta notablemente la visibilidad de las carreteras durante la noche.

Con un estilo casi de ciencia ficción que recuerda al mundo de Tron, esta pintura es ya una realidad  y se ha probado en un tramo de 500 metros en una carretera estatal holandesa, la N329. La pintura, que se “recarga” durante el día gracias a la energía solar, brilla durante la noche delimitando con luz brillante los bordes de la carretera. Gracias a que el brillo no depende de una cualidad reflectante sino de la propia energía acumulada por la pintura, incluso un conductor con las luces defectuosas o apagadas podría percibir el brillo de la pintura fluorescente.

Este proyecto debe aún evolucionar mucho, y sus creadores reconocen que la fase actual es sólo la base para un desarrollo muy prometedor. El Studio Roosegaarde plantea convertir las carreteras en verdaderos trazados de asfalto inteligente, que informen a los conductores sobre el estado del mismo o den indicaciones de seguridad basándose en la temperatura o en la presencia de nieve o lluvia sobre el firme.