Policía francesa pide a padres que no publiquen fotos de sus hijos

Policía francesa pide a padres que no publiquen fotos de sus hijos

Las redes sociales son una gran herramienta para comunicarse y conocer gente. Con ellas es posible que los contactos sepan qué piensa el usuario, qué está viendo en ese momento o incluso dónde está. Las fotos son una de las opciones que más utilizan los usuarios y cada día se suben millones de fotos concretamente a Facebook. La seguridad de los menores es una de las mayores prioridades que deben tenerse siempre, y ante esta situación la policía nacional francesa ha pedido a los padres que no publiquen fotos de sus hijos en las redes sociales.

Lo hizo hace unos días a través de un post publicado en su página oficial de Facebook. En el mensaje se leen las frases “¡Protege a tus hijos!“, “Todos podéis ser madres y padres orgullosos de vuestros magníficos hijos, pero tened cuidado” o “¡Recordamos que publicar fotos de vuestros hijos en Facebook tiene sus riesgos!“. El origen de esta advertencia se encuentra en la campaña que se convirtió en viral “Desafío de maternidad”.

En ella se animaba a madres y padres a publicar fotos de ellos con sus hijos. Si bien se trata de imágenes bonitas y tiernas que pueden tocar el corazón de los usuarios, no todo es de “color de rosa”. Este tipo de imágenes también pueden atraer a todo tipo de depredadores, y es precisamente lo que ha activado la alarma en la Policía Nacional francesa.

La protección de los menores ante los pedófilos es una de las mayores preocupaciones francesas. Tanto es así que también han advertido a los padres de que sus hijos podrían llegar a denunciarles cuando sean adultos por “vulnerar su derecho a la privacidad”. En un caso así llegarían a enfrentarse a multas de 45.000 € (casi $49.000) y hasta un año de prisión.

Obviamente este último caso sería más extraño que se produjera, aunque no es descartable. También es cierto que Facebook está trabajando para generar un código que avise a los padres cuando vayan a compartir fotos de sus hijos con público fuera de sus contactos y así revisen la configuración de privacidad de estas. Sin embargo esto todavía no ha llegado y hasta entonces hay que tener cuidado.

Los menores, sean más o menos niños, y su privacidad es responsabilidad de los padres. Nunca hay que olvidar que no se sabe quién mira las fotos al otro lado de la pantalla y toda precaución es poca. ¿Es una buena medida? Aunque se trate de una advertencia de momento solo francesa, ¿debería llevarse al resto del mundo?