¿Que qué?: El FBI ahora podrá hackear a cualquier PC en el mundo

Tres iniciativas legislativas para bloquear los cambios a la Regla 41 del Reglamento Federal de Procedimientos Criminales en Estados Unidos han fracasado, y a partir del 1 de diciembre el FBI podrá hackear tu PC sin importar tu ubicación y sin la necesidad de obtener ningún permiso de las autoridades locales.

El cambio a esta norma fue introducido por la Suprema Corte en abril. Anteriormente la Regla 41 permitía al FBI y la policía solicitar una orden de un juez en la misma jurisdicción para poder hackear a cualquier sospechoso que estuviera usando Tor, una VPN o algún otro software para ocultar su paradero, con el fin de encontrar la localización del mismo.

La agencia Reuters reporta que con las nuevas modificaciones a esta regla, los investigadores ahora pueden obtener una orden válida de cualquier juez federal para implementar un malware que averiguará donde está basado el sospechoso… que podría ser en cualquier lugar de Estados Unidos o del mundo.

Además, cuando los agentes estén investigando un delito que abarque cinco o más diferentes distritos judiciales en Estados Unidos, la nueva Regla 41 les permitirá recurrir a un solo juez para una orden de detención, en lugar de acudir a todos los tribunales de todas las jurisdicciones. Y permite que los federales, con una orden de cateo, puedan echar un vistazo en todos los equipos infectados con el malware para, en palabras del Departamento de Justicia, «liberar» a los dispositivos.

Esta extensión de los poderes de la ley para el hackeo ha ocurrido sin debate en el Congreso ni votación, simplemente fue necesario un cambio administrativo. Pero algunos legisladores estuvieron luchando para detener el cambio. Aunque el FBI no considera sus herramientas de hackeo como malware, senadores como Ron Wyden opinan que podrían atentar contra la seguridad de los usuarios.

«Gracias a haber permanecido sentado sin hacer nada, el Senado ha permitido esta expansión de los poderes de hackeo y vigilancia. Tarde o temprano, el FBI empezará a hackear a las víctimas de un ataque botnet o un hackeo masivo saldrá mal y dañará dispositivos o los sistemas de un hospital entero y pondrá vidas en peligro. Entonces será cuando los ciudadanos que respetan la ley nos preguntarán en qué demonios estábamos pensando» señala Wyden.

¿Cómo afectará esta ley a los usuarios de todo el mundo?

Anuncios