RedStar OS: El sistema operativo de los espías coreanos

El RedStar OS 3.0 es el sistema operativo basado en Linux creado y utilizado por el gobierno de Corea del Norte, encabezado por el dictador Kim Jong-un. Poco o nada se conocía del sistema hasta hace poco tiempo, en el que algunas filtraciones han salido a la luz. La imágenes de RedStar OS 2.0 demuestran que el sistema era muy similar al Windows que todos conocemos; sin embargo, la versión 3.0 ha incorporado varias características que lo vuelven casí idéntico, al menos en el aspecto, al sistema que encontramos hoy en día en las computadores Mac OS de Apple. La infromación también lanzó a la luz que el sistema operativo está basado en Fedora 11 (una distribución de Linux lanzada en 2009).

¿Por qué Kim Jong-un y sus aliados usan este sistema operativo? Los expertos en sistemas operativos Florian Grunow y Niklaus Schiess han explicado que el RedStar es de gran utilidad para la dictadura ya que permite rastrear muy de cerca lo que hace cada usuario, es decir, es usado como una forma de espiar la actividad cibernetica de cada norcoreano, dando así una ventaja enorme al gobierno. En concreto, explicaron Grunow y Shiess, el sistema es capaz de crear “marcas de agua” en los documentos de cualquier USB que se conecte al ordenador.

Esto significa que cualquier documento creado y/o usado en el territorio norcoreano entra a una base de datos del gobierno, y puede ser rastreado en cualquier momento, y además el gobierno puede saber que usuarios y que computadoras han interactuado con el documento. Habían muchas sospechas de si el gobierno utilizaba este método de espionaje, pero nunca se había confirmado hasta hoy.

Se ha confirmado también que el sistema cuenta con medidas de seguridad casi implacables, y que esta diseñado para autoactualizarse cada vez que el gobierno y su servicio de inteligencia así lo requiera, aún sin la autorización de los usuarios.

Grunow y Schiess concluyen que RedStar OS 3.0 está especificamente diseñado para controlar y monitorear cada aspecto de lo que acontece en cada ordenador de Corea del Norte, lo cual representa un abuso a la privacidad de los norcoreanos e imposibilita la libertad de expresión, hace casi imposible que los norcoreanos tengan acceso a contenidos extranjeros (noticias, periódicos, películas), y asegura la perpetuidad de Kim Jong-un en el poder.