¿Sabes por qué el GPS es mas impreciso en las ciudades que en los campos abiertos?

En muchos lugares del mundo, en especial en los campos abiertos o ciudades pequeños, la precisión del GPS en los dispositivos modernos puede tener márgenes de error de tan sólo centímetros. Curiosamente, es en las ciudades con mejor conectividad donde estas tolerancias al error se incrementan. ¿Por qué?

En primer lugar, debido a su anatomía. Los grandes edificios son los principales agentes de interferencia, y por esto no es nada extraño que el GPS marque que estamos a metros de un lugar o en la acera opuesta por ejemplo, aunque estemos ya en nuestro lugar de destino.

Debido a esto, Google busca cambiar estos fallos y con la cantidad de datos que tiene de las ciudades mediante Google Maps y una serie de técnicas de mapeo. La compañía afirmó en su blog de Android que hará todo lo posible para mejorar la precisión hasta en un 75%, con respecto a la situación actual.

En áreas urbanas más densas el servicio de GPS tiene la peculiaridad de perder parte de su precisión. El GPS no tiene contacto directo con el dispositivo receptor, por lo que las señales la mayoría de veces llegan por reflejos y no son directas. ¿El resultado? el chip en el smartphone calcula por aproximación dónde está o directamente asume que está donde no está.

La solución que propone Google no es tan nueva, en realidad ya la ha ejecutado por un tiempo en los últimos Pixel. Se trata de utilizar información sobre cómo y dónde se encuentran los edificios para así entender cómo se refleja una señal GPS y decirle al smartphone con más precisión dónde se encuentra. La nueva versión llegará a otros smartphones aparte de los Pixel y de momento se estima una mejora en la precisión que oscilará desde el 60% hasta el 75%.