Sea Hunter: El Dron que destruye submarinos

En toda la historia de la humanidad, los grandes avances tecnológicos también han traído grandes avances para lograr la destrucción y causar dolor. Los últimos aparatos en entrar en esta lista son los drones. El Sea Hunter es el primero en conocerse de muchos ‘posibles’ drones capaces de  destruir barcos y submarinos en mar abierto. El dron, según se ha dado a conocer, es capaz de atravesar el océano para encontrar y destruir sus objetivos. Ha sido un vídeo de YouTube publicado el 4 de abril que se muestra la capacidad destructiva que la Marina de Estados Unidos ha puesto en este modelo, cuyo nombre literalmente significa “el cazador de los mares.”

El Sea Hunter fue un proyecto que nació con el nombre de “navío de guerra antisubmarinos no tripulado de rastro continuo” o ACTUV, pos sus siglas en inglés. El Sea Hunter fue diseñado para navegar grandes distancias, hecho muy inusual para un dron común y corriente. Además, puede hacerlo en condiciones difíciles al tratarse de volar grandes distancias sobre la superficie del mar, como vemos en su vídeo de presentación abajo. Además de resistir casi cualquier condición climática, el cazador de los mares puede hacer viajes de hasta tres meses y puede desplazarse de forma segura sin necesitar un piloto a bordo o a distancia. ¿Cómo? Los ingenieros desarrolladores le incorporaron un sistema de cámaras y radar para no chocar con otros barcos y saber exactamente en que punto del mundo se encuentra.

Aquí el vídeo de demostración:

El Sea Hunter como se puede observar en el vídeo es un navío que cuesta 20 millones de dólares. Mide 40 metros de largo y se impulsa gracias a dos motores de turbo-diesel que alcanzan velocidades de hasta 27 nudos y consumen entre 15.000 y 20.000 dólares diarios. Sin duda, algo que solo el gobierno más poderoso del mundo puede costear.

El dron está de momento anclado en los astilleros de Vigor, en Oregón, y según se ha dado a conocer, el próximo 17 de abril partirá en dirección a la base de la Marina de Estados Unidos en Yokosuka, Japón, conocida como la Séptima Flota. Se desconoce el número total de Sea Hunters que han sido producidos por el gobierno americano. Y otros países ha mostrado ya sus reacciones tanto negativas como positivas sobre este dispositivo de guerra.