¿Cuál será la utilidad de la inteligencia artificial en el sector aéreo?

Ante los progresos en el desarrollo y aplicación de la inteligencia artificial en muchas ramas del la vida cotidiana, incluyendo el transporte, el sector aéreo internacional no ha querido quedarse atrás y ha comenzado a integrar este tipo de tecnología en sus operaciones de logística, atención a los clientes, y más recientemente el reconocimiento biométrico en las terminales aéreas.

Estos aspectos y otros temas de relevancia fueron discutidos en el foro “Impacto de la Inteligencia Artificial en la Aviación”, el cual fue organizado por la máxima autoridad en transporte aeronáutico, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA). El foro contó con la participación de expertos en la materia que trabajan para para las compañías tecnológicas más grandes del mundo, incluyendo a Amadeus, LinkedIn y Google.

En su ponencia, Eric Leopold, director de servicios de transformación, financieros y de distribución de la IATA, declaró que “el reto más grande es elevar la integración de la inteligencia artificial en la industria aérea. Ésta se realizará a través del desarrollo de conceptos de aplicación, la aceleración de proyectos de inteligencia artificial y la consolidación de soluciones que sigan impulsando este tipo de tecnología.”

Sebastien Pichon, administrador de la división de búsquedas de viajes de Google, agregó que su empresa está invirtiendo recursos para mejorar la inteligencia artificial para que se entreguen mejores ofertas de viaje a los consumidores a través del buscador más importante del mundo. Eso incluye desde los servicios generales de transporte, hasta hoteles, hostales y cualquier otra búsqueda relacionada a la experiencia de viaje.

Por su parte, Houman Goudarzi, gerente de innovación de IATA, explicó como las aplicaciones más comunes de la inteligencia artificial en la actualidad están facilitando la atención a clientes, ya que la IA se ha venido implementando en programas de respuesta sistematizado, la administración de recursos humanos y técnicos, las predicciones sobre el crecimiento aéreo, pronósticos sobre la vida útil de partes de aviones, y la administración de seguridad, etc.

Aún quedan muchas aplicaciones por descubrir; sin embargo, queda claro que la Inteligencia Artificial ha llegado a la industria aérea para quedarse,  y para facilitar la vida tanto de los empleados de las aerolíneas como la de los mismos viajeros que cada día llegan a un aeropuerto esperando tener una grata experiencia durante su viaje.