Snowden: ‘FBI debe decir a Apple como hackeó el iPhonede San Bernardino’

Durante una conferencia remota ofrecida por la NYU Wagner, Edward Snowden ofreció su punzante punto de vista sobre el tema del iPhone de San Bernardino. Para el ex-consultor de tecnología estadounidense y ex-empleado de la CIA, el FBI debe hacer conocer a Apple Inc. el método y los medios usados para desbloquear el tan polémico iPhone, esto con el fin que Apple sepa como proteger sus dispositivos actuales y futuros, y así evitar que una persona, o grupo de personas, malintencionadas descubran como robar la información de los smartphones de la compañía de Cupertino.

Edward Snowden manifestó que “el FBI tiene la obligación indirecta de acudir con la gente de Apple para informarle exactamente cómo fue que lograron vulnerar su dispositivo, y no aprovechar un hueco legal para ocultar el procedimiento, argumentando de paso su supuesta ignorancia sobre el proceso.” Snowden, conocido también como ‘el informante,’ fue claro en delinear los límites que el gobierno de los Estados Unidos, y cualquier otro gobierno, deben respetar en función de los derechos a la privacidad de todas la personas. “Hay límites éticos, tecnológicos, legales y casi morales del actuar,” declaró Snowden.

Pero para sorpresa de muchos, el ex-agente federal no se mostró en 100% en contra con la forma en la que el FBI operó durante el caso. El hackeo de un dispositivo inteligente es un medio para conocer la verdad, y si se quiere implementar en las investigaciones federales, las autoridades deben empezar a pensar en una forma de regularlo y limitarlo. No se puede jugar con la privacidad de la población,” afirmó.

Sin duda alguna, se trata de opiniones muy certeras de un hombre que es sabedor de como funciona gran parte de la seguridad digital estadounidense. Según Snowden, es responsabilidad tanto del gobierno como de las compañías como Apple y Google garantizar la seguridad del país, así como la privacidad de todos y cada uno de sus habitantes (ya sea un empleado en un restaurante o un secretario de la ONU), algo que dicho sea de paso, no es tarea sencilla en un mundo tan digitalizado como en el que vivimos.