¿Suscripción a Windows 10 Enterprise? Ya puedes ¿Y las otras versiones cuándo?

Durante más de un año, los usuarios de Windows se han preguntado si Microsoft planea ofrecer Windows 10 como un servicio de suscripción. Este martes la compañía ha confirmado que sí, aunque por ahora sólo estará disponible para empresas.

En el marco del Worldwide Partner Conference en Toronto, la compañía de Redmond presentó Windows 10 Enterprise E3, un servicio que llegará en otoño y que ofrecerá a las empresas acceso a las soluciones de seguridad y manejo empresarial de Microsoft con un costo de 7 dólares al mes por usuario.

Así, los clientes podrían contar con acceso a Windows Enterprise por una tarifa fija mensual y una concesión de licencias más sencilla. Yusuf Mehdi, Vicepresidente Corporativo del Grupo de Windows y Dispositivos en Microsoft, aseguró en un comunicado que ahora los proveedores de nube podrán ofrecer tres servicios de suscripción premier: Azure de Microsoft, Office 365 y Windows 10.

Esto quiere decir que con Windows 10 Enterprise E3, los proveedores podrán ofrecer soluciones de seguridad, así como gestionar todos los servicios IT de Microsoft, como Windows 10, Office 365, Dynamics Azure y CRM. De esta forma se abre una nueva oportunidad para quienes deseen vender y administrar los servicios de Microsoft, así como para las compañías que no cuenten con un departamento de IT.

Adicionalmente Microsoft presentó Enterprise E5, una versión que además de ofrecer Office 365 y Enterprise Mobility + Security E3 con Windows 10 Enterprise, incluirá la seguridad añadida del servicio de Protección de Amenazas Avanzadas de Windows Defender. Por ahora la compañía no ha dado a conocer precio y disponibilidad de esta versión, ni tampoco ha revelado qué planes tiene para ofrecer la opción de suscripción a las demás versiones de su software.

Mientras tanto los usuarios se han preguntado dos cosas: ¿Cuánto cobraría Microsoft por una licencia completa de Windows 10? Y el término “Windows como un servicio” ¿realmente qué significa? Ahora lo sabemos: suscripciones. Sin embargo todavía queda por ver cómo este modelo se aplicará a los consumidores.