¿Qué tan innovador y necesario puede ser el nuevo teléfono plegable de Samsung?

El primer teléfono plegable de Samsung será lanzado en este año. La noticia incluso ha sido confirmada por los representantes de la compañía, así que no hay ninguna especulación al respecto. Ahora las preguntas que han surgido son: ¿quién realmente querría uno? ¿Será un teléfono funcional y necesario?

En parte, todo dependerá de lo que signifique “plegable”. Hemos visto varias de las solicitudes de patentes de Samsung para un teléfono que se dobla por la mitad, pero no sabemos cual de todas se está produciendo. Para muchos expertos, lo más probables es que el dispositivo sea capaz de abrirse por la mitad (verticalmente) para convertirse en una minitableta.

Este concepto se basa en dos pantallas, una al lado de la otra, que se conectan con bisagras y se despliegan como un libro. Samsung no sería el primero en avanzar con este tipo de diseño. De hecho, el ZTE Axon M hace lo mismo y ya está a la venta (al menos en Estados Unidos con la operadora AT&T).

Ahora, ¿cuál sería el principal atractivo? Sin duda alguna, éste sería la pantalla cuando se encuentre desplegada a la totalidad. El Samsung Galaxy X podrá duplicar el espacio de la pantalla al agregar otra pantalla del mismo tamaño. Eso sí, la bisagra que conecta los dos paneles jugará un rol importante en el diseño, porque nos permitirá doblar la segunda pantalla sobre sí misma para que el teléfono de doble ancho tenga medidas similares que un teléfono típico.

¿Qué puede salir mal? El tamaño, bueno, el grosor para ser más específicos y el peso. A menos que cada lado tenga solo unos milímetros de profundidad, lo que requeriría baterías y otros componentes delgados como el papel, lo que tendremos delante será un teléfono con el doble de espesor y de peso.

De cualquier modo, queda esperar a que el dispositivo sea presentado. Esto podría ocurrir tan pronto como la próxima semana, durante la celebración del CES2018.