Uber podrá a circular 100 coches autónomos en las calles de EE.UU.

La carrera por lograr el liderazgo en la conducción autónoma ya tiene un nuevo contendiente luego de que Uber y Volvo anunciaran su alianza para comenzar a ofrecer el servicio de transporte con vehículos autónomos a finales del mes de agosto.

Se trata de una colaboración con una inversión conjunta de 300 millones de dólares y los primeros usuarios en probar este programa serán los residentes de Pittsburgh en Estados Unidos. “Nuestro objetivo es prescindir de los choferes en el vehículo” dijo a Bloomberg Travis Kalanick, fundador y jefe ejecutivo de Uber.

La nueva flotilla de vehículos de conducción autónoma estará basada en el chasis SPA del fabricante sueco, el cual está presente en las camionetas XC90, S90 y V90. La compañía cuenta con un laboratorio de vehículos autónomos en Pittsburgh y ya se encuentra trabajando en esta tecnología. La agencia Reuters señala que, como parte de la alianza en conjunto, Uber colaboró con el sistema de navegación y Volvo con los automóviles.

De acuerdo con Bloomberg, los viajes en los coches no tripulados de Uber serán gratis y los pasajeros sólo tendrán abrir la app para pedir su Uber desde sus dispositivos móviles. Los vehículos serán asignados de manera aleatoria a quienes soliciten el servicio dentro de los límites de la ciudad.

En vez de tener un conductor, los autos utilizados en este programa piloto contarán con un ingeniero de Uber que dará la bienvenida y sólo tomará el control del coche si se llega a presentar una situación de peligro. También contarán con tabletas en el asiento trasero para que los pasajeros puedan monitorear el progreso del viaje sin interactuar con el tripulante.

La alianza con esa empresa automotriz no es exclusiva, ya que Uber ya se encuentra llevando a cabo esfuerzos similares con otros fabricantes, además de haber adquirido la firma tecnología de conducción autónoma, Otto.

Aunque el objetivo de Uber es el reemplazo de sus conductores por sistemas autónomos, el plazo de esta meta es largo, ya que aún no existe una legislación que posibilite la circulación legal de estos vehículos por las calles de Estados Unidos. Sin embargo la alianza es una fuerte apuesta para la visión de Uber. Por el momento la compañía californiana no tiene planes de llevar este programa a otras ciudades.

Tagged with: