Un virus informático afecta a aeropuertos y medios de comunicación en Rusia y Ucrania

Rusia y Ucrania están en máxima alerta. Se ha dado a conocer que un ciberataque perturba los sistemas informáticos de los aeropuertos internacionales de Ucrania. Además, el mismo ataque está afectando a los medios de información rusos y otras 200 entidades en diferentes campos de la comunicación, investigación, banca y transporte. Los detalles fueron confirmados este miércoles aunque aún se desconoce cuanto tiempo llevan los cibercriminales tratando de ingresar o robar la información. 

Según la empresa rusa de seguridad informática Kaspersky Lab, “unas 200 entidades se vieron afectadas por el virus ‘BadRabbit’, principalmente en Rusia pero también Ucrania y, en menor medida, Turquía y Alemania.” Kaspersky Lab, precisó también que el ataque se descubrió el martes por la mañana, y agregó que las víctimas “instalaron manualmente” el virus que fue presentado como un programa para instalar el software Adobe Flash.

Lo peor del ataque se ha visto en Ucrania, país en el que el virus perturbó el funcionamiento de los sistemas informáticos del Aeropuerto Internacional de Odessa (sur). Esta es, pues, la segunda vez en el año que el sistema de transporte ucraniano se ve afectado por circunstancias de este tipo, recordemos que el metro de Kiev se vio alcanzado por el ciberataque NotPetya en junio, lo que resultó en que el sistema de pagos no aceptará, de manera temporaria, el uso de las tarjetas usadas para ingresar.

Además, varios medios rusos se vieron afectados, entre ellos Fontanka, la principal página de información de San Petersburgo (noroeste), y la agencia de prensa Interfax cuya página web era inaccesible este miércoles por la mañana (hora local). “Logramos restablecer parcialmente nuestras capacidades.Desgraciadamente todos nuestros sistemas no funcionan”, indicó Interfax el miércoles.

BadRabbit pasaría a ser el tercer ataque de grandes proporciones en lo que va del año. A fines de junio, el ya mencionado ciberataque provocado por el virus NotPetya que comenzó en Rusia y en Ucrania afectó a miles de ordenadores en el mundo. Durante el mismo mes, 12 de junio, el virus “Wannacry” afectó a centenares de miles de ordenadores en el mundo, paralizando los servicios de salud británicos y las plantas del constructor de vehículos francés Renault. Sus autores reclamaban un rescate para desbloquear los aparatos.