YouTube cambiará sus políticas para frenar los desafíos y bromas peligrosos

YouTube quiere frenar los retos virales y peligrosos que se transmiten a través de la plataforma. Lastimosamente, este tipo de contenido suele ser muy popular y genera visitas para todos aquellos que se atreven a realizarlos, y aunque pueden ser divertidos de ver, pueden suponer todo un riesgo para la vida y la salud de quienes los llevan a cabo y personas que están cerca de los lugares donde ocurren.

Algunos como el ‘Kiki Challenge‘, donde el reto era bajarse de un coche en marcha para bailar una canción, el ‘Tide Pod Challenge‘, en el que la diversión llegaba de ingerir una pastilla de detergente, o el más reciente, el ‘Bird Box Challenge‘ donde hay que realizar las actividades cotidianas con los ojos vendados, han puesto en alerta a YouTube.

La semana pasado, por ejemplo, un joven estadounidense estrelló su coche al conducirlo con los ojos vendados para realizar su ‘Bird Box Challenge’, El accidente fue considerable y este tipo de retos ha sido considerado como algo ‘estúpido y peligroso’ en una gran cantidad de sitios de noticias. Esto ha causado que YouTube anunciara el endurecimiento de sus políticas de contenido.

“YouTube es el hogar de muchos desafíos y bromas virales, pero debemos asegurarnos de que lo divertido no cruce la línea de convertirse en algo nocivo para nuestros usuarios, los creadores y los que estén en el área donde el contenido sea producido”, dijo YouTube en una publicación en su blog el martes.

Las nuevas condiciones sobre el contenido no permiten, en ninguna manera, la publicación vídeos en los que se observe que las personas están en grave peligro físico. También prohíbe las bromas que puedan causar trastornos emocionales a los niños y eliminará todos los vídeos que muestren pornografía o violencia gráfica o enlaces externos que dirijan a contenido peligroso. La nueva normativa entrará en vigencia a partir de esta misma semana.

Sobre las acciones que se tomarán, la plataforma advierte que en el caso de que un usuario suba un vídeo que viole estas políticas, lo eliminará automáticamente  y bloqueará la cuenta al usuario durante 90 días en los que no podrá subir ningún vídeo. En caso de que un mismo usuario incumpla las normas tres veces, la empresa eliminará para siempre su cuenta.